Juan 1: La palabra Eterna

A Jesús se le designa en este pasaje con el título de rabbi = «maestro» (*). «El tratar a Jesús como maestro indica que su aparición se enmarca en la imagen habitual del rabí. De algún modo Jesús presenta unos rasgos comunes con los doctores judíos de la ley. La interpretación de Jesús como maestro fue en todo caso la más espontánea, al lado de su visión como profeta, que en cierto modo se impuso por su propio peso a sus coetáneos. Y esto tanto más cuanto que muy pronto hubo toda una serie de hombres -y en el caso de Jesús también de mujeres- que se unieron a Jesús estableciendo con él una re]ación de discipulado. Los discípulos de Jesús estaban respecto de él en una relación similar a la que mantenían con sus respectivos maestros los discípulos de los rabinos, al menos según a la imagen que saltaba a la vista». Así pues, la inteligencia de Jesús como maestro ofrece el primer punto de apoyo para comprender la importancia de Jesús. Los padres de la Iglesia vieron en él al maestro por antonomasia, toda vez que a través de él «la Palabra personal de Dios encarnada» enseñaba a los hombres.

……………

* «Maestro» como designación de Jesús: Jua_1:38; Jua_8:4; Jua_11:28; Jua_13:13.14; Jua_20:16; Rabbi: Jn 1.39.50; Jua_3:2; Jua_4:31; Jua_6:25; 9.2: Rabbuni: Jua_20:16.

………………………………………………………………

b) Simón Pedro (Jn/01/40-42)

40 Uno de los dos que oyeron las palabras de Juan y siguieron a Jesús era Andrés, el hermano de Simón Pedro. 41 El primero con quien luego se encuentra es su propio hermano Simón, a quien dice: Hemos encontrado al Mesías, que quiere decir Cristo. 42 Y lo llevó a presentárselo a Jesús. Jesús, fijando en él la mirada, le dijo: Tú eres Simón, el hijo de Juan; pues tú te llamarás Cefas, que significa Pedro.

La perícopa 1,40-42 da la impresión de ser una pieza de la catequesis comunitaria sobre Pedro. En la instrucción para la fe de las primitivas comunidades cristianas, al lado de la indispensable información sobre Jesús había también otra sobre los discípulos del Señor, entre los cuales ocupaba un lugar destacado la figura de Pedro. Y en esa instrucción tenía asimismo un papel importante la imposición del nombre y la interpretación del nombre simbólico Cefas.

Según la exposición joánica, que también aquí vuelve a discrepar de la sinóptica, Andrés, el hermano de Simón Pedro, fue uno de los primeros llamados; quién fuese el otro no se dice. En tiempos pasados se quiso ver en él al «discípulo amado», al que gustosamente se identificaba con el propio evangelista; pero tal hipótesis carece de toda base. Mientras en Mar_1:16s Simón y Andrés son llamados por Jesús simultáneamente, aquí es Andrés el que anuncia a su hermano el gran descubrimiento: «Hemos encontrado al Mesías.» Y Jn no deja de traducir inmediatamente al griego ese concepto de Mesías: es decir, «el Cristo», o en otras palabras «el Ungido». El concepto reproduce en este pasaje la concepción mesiánica cristiana, o más exactamente, la confesión de la comunidad primitiva de que Jesús era el Mesías prometido. Es evidente que tal conocimiento no podía darse al comienzo. Si precisamente a Pedro se le hace esa comunicación, ello puede estar motivado por el conocimiento de la tradición sinóptica acerca de la confesión mesiánica de Pedro (cf. Mar_8:27-30 y par.: Mat_16:13-20; Luc_9:18-215. Andrés lleva a su hermano a Jesús. Quien ya cree conduce hasta Jesús al que todavía no cree.

El v. 42 describe de forma escueta el primer encuentro de Simón con Jesús. Jesús se dirige directamente con su nombre completo al hombre nuevo, sin que nadie se lo haya presentado antes: «Tú eres Simón, el hijo de Juan» demostrando con ello su saber sobrehumano, rasgo con el que a menudo nos encontraremos en el cuarto Evangelio. Con esa primera palabra de Jesús a Simón enlaza la imposición del nombre simbólico Cefas o Pedro: «Tú te llamarás Cefas que significa Pedro [= piedra]». Cuál sea el significado que conlleva ese nombre simbólico lo indicará el capítulo apéndice (Luc_21:15-19) al imponer a Pedro el ministerio pastoral.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte