Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Joyas del pensamiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1. Los caminos del hombre llevan a un fin sin esperanza… los de Dios, a una esperanza sin fin.

2. El mucho arrodillarnos nos mantendrá en buena condición.

3. Quien se arrodilla delante de Dios puede estar de pie frente a todos.

4. ¡Ejercitémonos diariamente! Caminemos con el Señor.

5. En la narración de la vida, el diablo podrá ser una coma, pero nunca le permitamos ser el punto.

6. No pongamos un signo de interrogación donde Dios ha colocado un punto.

7. Al orar, no demos instrucciones a Dios, simplemente pongámonos a Su servicio.

8. No esperemos que seis hombres fuertes nos lleven a la iglesia.

9. Advertencia: la exposición al Hijo pudiera prevenir que nos quemásemos.

10. No pretendamos cambiar el mensaje de Dios… permitamos que este nos cambie a nosotros.

11. Cuando Dios ordena, Él sustenta.

12. La mayoría de la gente quiere servir a Dios, pero en un rol asesor.

13. Nunca le demos al diablo «pon»… él siempre querrá conducir.

14. La preocupación es el cuarto de revelado en el que lo negativo se revela.

15. Nada arruina tanto la verdad como el estirarla.

16. Seamos pescadores de hombres… nosotros los pescamos y Dios los limpia.

17. Dios no llama a los calificados, sino que califica a los llamados.

Estas frases son joyitas del pensamiento que se centra en Dios y sus bondades, en la provisión y reconoce cuán significativo es mantener una relación con nuestro Salvador en medio de una cultura que pareciera darle la espalda cada vez con más frecuencia.

Ahora bien, comprendo que para algunos, el problema consiste en una falta de claridad en cuanto a qué quiere Dios de sus vidas. Permitamos al Espíritu Santo utilizar las Sagradas Escrituras para revelarnos precisamente eso: ¡qué quiere Dios de nosotros! Lo maravilloso con el Señor es que… ¡nunca es demasiado tarde![/private]

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El último vuelo

Mi marido estaba en un vuelo comercial y cuando estaban cerca de su destino, la voz del capitán se escuchó a través del altavoz trayendo malas noticias

Artículo Completo