Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Josué 22: Partida de las tribus transjordánicas

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jos 22:30 Oyendo Finees el sacerdote y los príncipes de la congregación, y los jefes de los millares de Israel que con él estaban, las palabras que hablaron los hijos de Rubén y los hijos de Gad y los hijos de Manasés, les pareció bien todo ello.

Jos 22:31 Y dijo Finees hijo del sacerdote Eleazar a los hijos de Rubén, a los hijos de Gad y a los hijos de Manasés: Hoy hemos entendido que Jehová está entre nosotros, pues que no habéis intentado esta traición contra Jehová. Ahora habéis librado a los hijos de Israel de la mano de Jehová.

Jos 22:32 Y Finees hijo del sacerdote Eleazar, y los príncipes, dejaron a los hijos de Rubén y a los hijos de Gad, y regresaron de la tierra de Galaad a la tierra de Canaán, a los hijos de Israel, a los cuales dieron la respuesta.

Jos 22:33 Y el asunto pareció bien a los hijos de Israel, y bendijeron a Dios los hijos de Israel; y no hablaron más de subir contra ellos en guerra, para destruir la tierra en que habitaban los hijos de Rubén y los hijos de Gad.

Jos 22:34 Y los hijos de Rubén y los hijos de Gad pusieron por nombre al altar Ed; porque testimonio es entre nosotros que Jehová es Dios.

Cuando las tribus de Rubén, Gad, y la media tribu de Manasés edificaron un altar junto al Jordán, el resto de Israel tenía miedo de que estas tribus estuvieran iniciando su propia religión y rebelándose contra Dios. Pero antes de comenzar toda una guerra, Finees llevó a una delegación para saber la verdad, siguiendo el principio enseñado. Estaba dispuesto a negociar en lugar de luchar. Cuando supo que el altar servía de testimonio y no para sacrificios paganos, se evitó una guerra y se restauró la unidad.

Como naciones y como individuos, nos podría servir un método similar de resolución de conflictos. Suponer lo peor acerca de las intenciones de los demás sólo trae problemas. Israel evitó la amenaza de una guerra civil al preguntar antes de atacar. Cuidado con reaccionar antes de conocer todos los hechos.

Partida de las tribus transjordánicas

Obteniendo su propio descanso

El relato de la posesión de Canaán está tocando a su fin. En estos versículos encontramos la despedida de los hombres pertenecientes a las tribus de Rubén, Gad y la media tribu de Manasés, quienes habían colaborado con sus hermanos en la toma de Canaán. Ahora han cumplido.

El punto de llegada es el descanso que han obtenido las demás tribus de Israel. La shalom de Jehová ha llegado a ser una realidad gracias en parte a la solidaria participación de quienes ya tenían resuelto su problema de tierra al lado oriental del Jordán.

Josué destaca su actitud, lo cual se convierte en este momento en un justo reconocimiento de su constancia y fidelidad a Dios. Además subraya cómo Jehová cumplió las promesas de poseer la tierra y obtener el reposo. Por lo tanto, ahora ellos también se hacen merecedores de disfrutar del suyo en la tierra que ya se les había otorgado por parte de Moisés.

Ellos regresan, luego de demostrar su obediencia y fidelidad a Dios, además de su solidaridad con las necesidades de sus hermanos que aún no habían poseído la tierra prometida. Es importante tener esto en cuenta al analizar el contraste que se va a dar en la segunda parte de este capítulo donde los israelitas dudan de la fidelidad de estas tribus a Jehová.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los zapatos

Un estudiante universitario salió un día a dar un paseo con un profesor, a quien los alumnos consideraban su amigo debido a su bondad para

Artículo Completo

Asamblea en la carpintería

Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia,

Artículo Completo