Josué 2: Josué envía espías a Jericó

Jos 2:22 Y caminando ellos, llegaron al monte y estuvieron allí tres días, hasta que volvieron los que los perseguían; y los que los persiguieron buscaron por todo el camino, pero no los hallaron.

Jos 2:23 Entonces volvieron los dos hombres; descendieron del monte, y pasaron, y vinieron a Josué hijo de Nun, y le contaron todas las cosas que les habían acontecido.

Jos 2:24 Y dijeron a Josué: Jehová ha entregado toda la tierra en nuestras manos; y también todos los moradores del país desmayan delante de nosotros.

A un kilómetro y medio de Jericó y al oeste de la ciudad comienzan las estribaciones de las montañas de Judea, formando en algunas partes una muralla infranqueable. Las cuevas abundan en la ladera del monte de la Cuarentena y allí podían esconderse fácilmente los espías. Desde aquellas alturas dominaban la llanura que se extiende alrededor de Jericó, pudiendo observar los movimientos de sus perseguidores. Transcurridos tres días y cerciorados de que los comisionados por el rey habían regresado a la ciudad, los dos espías bajaron del monte, vadearon el Jordán y llegaron sanos y salvos al campo israelita. Su informe movió a Josué a ejecutar inmediatamente sus planes de la conquista de Canaán.

Josué

Una de las tareas más difíciles que enfrentan los líderes es encontrar a alguien que los reemplace, entrenar a otros para ser líderes. Muchos grandes logros fueron iniciados por personas de gran capacidad cuya vida o carrera terminó antes de que la visión se convirtiera en realidad. La realización de aquel sueño se convirtió en responsabilidad del sucesor. La muerte es la última fecha tope de los líderes. Una de las mejores pruebas de nuestro liderazgo es la disposición y capacidad que demostremos al entrenar a otra persona para que ocupe nuestro puesto.

Moisés tomó una decisión excelente cuando escogió a Josué como ayudante. Esa selección después fue confirmada por Dios mismo cuando mandó a Moisés que comisionara a Josué como su sucesor. Josué había jugado un papel clave en el éxodo de Egipto. Como jefe del ejército de Israel, fue la única persona a la que se le permitió acompañar a Moisés parte del camino cuando este subió a la montaña para recibir la Ley. Josué y Caleb fueron los únicos dos de los doce espías que trajeron un informe alentador al regreso de su primera visita a la tierra prometida. Otras referencias muestran a Josué como la sombra de Moisés. Su entrenamiento básico consistió en vivir con Moisés experimentando de primera mano lo que significaba dirigir al pueblo de Dios. Esa fue la mejor manera de enseñarlo: ¡con el modelo de su propia vida!

¿Quién es su Moisés? ¿Quién es su Josué? Usted es parte del engranaje de la obra continua de Dios en el mundo. Usted sigue el modelo de algunos, y otros siguen su modelo. ¿Qué tan importante es Dios para las personas a quienes usted desea imitar? Y los que lo observan a usted, ¿ven reflejado a Dios en todas las áreas de su vida? Pídale a Dios que lo guíe a un Moisés que sea digno de confianza. Pídale que le haga un buen Josué.

Josué fue: Ayudante y sucesor de Moisés, Uno de solo dos adultos que experimentaron la esclavitud de Egipto y vivieron para entrar en la tierra prometida, Llevó a los israelitas a la patria que Dios les había prometido, Estratega militar brillante, Fiel en pedir la dirección de Dios para los retos que enfrentaba

De su vida aprendemos que: El liderazgo eficaz muchas veces es el producto de mucha preparación y estímulo, Las personas que escogemos como modelos tendrán un impacto definitivo en nuestras vidas, Una persona entregada a Dios será el mejor modelo para nosotros

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario