Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Josué 13: Una nueva sociedad sobre la tierra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El territorio de los gesureos al sur.

Ambos territorios incluían la porción del país desde Sijor, un pequeño arroyo que hacia el este era la frontera sur de Canaán, y hasta Ecrón, el más septentrional de los cinco señoríos o principados de los filisteos. A estos se unían los aveos (heveos) que en las versiones de la LXX aparece unido a la ubicación «al sur», con lo que se indica un grupo que fue expulsado y luego se estableció al sur de Filistea.

La segunda división del territorio aún por conquistar comprendía la tierra de los cananeos, que es una región montañosa de la Galilea superior, notable por sus cuevas y lugares de difícil acceso hacia el oriente hasta Afec, en el Líbano hasta la frontera de los amorreos.

El tercer distrito que quedaba sin poseer era la tierra de los Biblos que está ubicada sobre el Mediterráneo, 60 km. al norte de Sidón. Todo el Líbano al oriente, que es una cadena montañosa que tiene su fin en Hermón.

Todos los que habitan en las montañas desde el Líbano hasta Misrefotmaim, territorio habitado por los sidonios y fenicios. Después de la mención de los territorios que aún faltaba por poseer, se recuerda una promesa que tiene el objetivo de dar ánimo para no confundir lo incompleto de la posesión de la tierra con la imposibilidad de parte de Jehová de entregar todas estas tierras en manos del pueblo escogido.

Las promesas de Dios se cumplen aun cuando no siempre en la forma lógica que estamos acostumbrados a esperar. Normalmente se espera que Dios entregue todo lo que ha prometido de una vez. Sin embargo, en esta oportunidad no toda la tierra prometida fue recibida quizá como algunos esperaban. Este era un proceso más complejo y por eso hubo un “todavía no”, que desafió al pueblo a mantenerse fiel en medio de las presiones bélicas y espirituales de los sobrevivientes a la primera ola de posesión de la tierra prometida. Las promesas de Dios son una combinación de realidad y esperanza, el “ya” y el “todavía no” se interrelacionan para ayudar en la formación de su pueblo. La adquisición de varias tierras era una realidad pero se les muestra lo que aún falta para que no vayan a considerar que todo lo habían alcanzado y no necesitaban preocuparse más. La confianza en Dios no debe disminuir ahora que el peligro de otros ejércitos se haya apagado.
Herencia de las tribus de Transjordania

Los territorios para estas tribus.

Rubén, Gad y la media tribu de Manasés ya habían recibido su heredad en la zona oriental del río Jordán bajo la dirección de Moisés. Ahora lo que se hizo fue fijar los límites y territorios específicos que le tocó a cada tribu.

La tribu de Rubén estaría al sur, Gad en el centro y Manasés hacia el norte. En los pasajes señalados se encuentran instrucciones detalladas que se dieron a estas tribus, y que se relacionaban a la necesidad de mantener firme la solidaridad con las demás tribus que pasarían al otro lado del Jordán.
El obrero es digno de su salario

A la tribu de Leví no se le dio heredad porque Moisés ya había dejado órdenes acerca de las ciudades que se entregarían a los levitas. Deberían tener ciudades, pero no una área tribal como las demás tribus. La designación de sus ciudades se encuentra relatada más adelante. La tribu de Leví tenía resuelto el problema de sus necesidades materiales, de esta manera pudieron dedicarse libremente a servir en el culto al Dios que los había liberado y los había hecho poseer la herencia de la tierra anhelada. Este hecho no causaba ninguna sospecha o malicia, pues los levitas se iban a ocupar de un asunto básico en la vida del pueblo, a saber: el mantener viva la comunión con Jehová por medio de toda la vida cultual que servía como conmemoración y renovación constante del pacto. Además, se garantizaría en todo momento que el pueblo estaba consciente de la participación protagónica de Jehová en cada instante de la historia de este pueblo. Para los levitas esto podría significar una función diferente en la vida del pueblo. Un levita podía sentir que su herencia estaba en Dios, en el servicio a él, en la constancia al participar de la organización y cuidado de lo sagrado, si es que esto se podía separar en la vida del pueblo de Israel.
No más religión corrupta

Es interesante que aunque la historia de Balaam ocupa tres capítulos en el libro de Números y aunque él es mencionado unas siete veces en el AT fuera de estos capítulos, solamente un versículo aquí registra el fin de este que es llamado “adivino” (qosemx). Esta mención tal vez tiene el propósito de advertir en contra de la adivinación, ya que se consideraba como una práctica abominable, asociada con la cultura cananea. El adivino, como el profeta, suponía un contacto con la esfera divina. él podía tener visiones y éxtasis. Era como un capellán entre los reyes antiguos, un asesor de confianza para las decisiones políticas de gran envergadura que debían tomar con cierta frecuencia. Pero la actividad de estos personajes fue proclamada abominable porque muchos de ellos hacían de profetas en la casa del rey y comían en la misma mesa, con lo cual quedaban comprometidos siempre a decir lo que los reyes querían escuchar y no la palabra de Diosx. La mención de Balaam tiene la intención de recordar al pueblo que la muerte de este adivino, al otro lado del Jordán, se debió a su mensaje insulso que dejaba a los reyes contentos pero al pueblo sin orientación. Este tipo de religión animada por esta clase de “líderes” no deberá estar presente en la nueva sociedad que Jehová está creando.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Introducción a Isaías

La mayoría de los veintisiete capítulos de la segunda parte de Isaías expresan un mensaje de perdón, consuelo y esperanza. Este mensaje proyecta la mirada hacia la

Artículo Completo

El Alpinista

Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía, después de años de preparación, pero quería la gloria para él sólo, por lo tanto

Artículo Completo

Lo que cada uno posee

Una persona perversa resuelve hacer un presente a una persona pobre por su aniversario e irónicamente manda preparar una bandeja llena de basura y desperdicios. En presencia

Artículo Completo