Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Joel 2: El día de Jehová

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Toda carne :

Se refiere a todo tipo de personas, no a todo individuo. Al igual que el arrepentimiento de versículo 16 incluía tanto a los más jóvenes como a los más viejos, así el derramamiento del Espíritu alcanza a todas las edades, a gente de todos las capas sociales, tanto hombres como mujeres.

Profetizarán :

Significa proclamar los propósitos de Dios sobre las cuestiones humanas. Un profeta es una persona que habla en nombre de Dios. Sueños y visiones : La forma como usualmente se comunicaban las profecías en tiempos del AT. El mensaje aquí consiste en que el ministerio profético no seguiría siendo privilegio de unos pocos, sino un atributo que hasta los jóvenes poseerían.

Siervos y siervas : Alude a los esclavos. Esto no tiene precedentes. En todo el AT no hay ejemplo alguno de un esclavo que ejerza las funciones de profeta.

En el capítulo 2 de Hechos, Pedro ve el derramamiento del Espíritu durante el Pentecostés como la consumación de esta profecía. Véase la introducción a Joel: «Trasfondo»; «El Espíritu Santo en acción».

Que aquel derramamiento del Espíritu no estaría limitado a los apóstoles y sus contemporáneos queda claro en las palabras de Pedro : «Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare».

Pedro citó este pasaje en el día de Pentecostés; el derramamiento del Espíritu predicho por Joel ocurrió en Pentecostés. Ezequiel también habló de un derramamiento del Espíritu el cual, algunos piensan que vendrá después de que Cristo regrese. El Espíritu de Dios está ahora al alcance de todos los que claman al Señor.

Joel 2:29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.

Joel 2:30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.

Prodigios : Preceden al juicio de Dios. Se comparan con las plagas que Dios hizo descender sobre Egipto en tiempos de la liberación de Israel. También son un fenómeno que acompaña a las guerras.

Estos prodigios podrían ser señales de la segunda venida.

Joel 2:31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre,(D) antes que venga el día grande y espantoso de Jehová.

La luna en sangre : La luna aparece rojiza cuando se la ve tras una cortina de humo. Los tiempos que precedan al día grande y espantoso de Jehová serán tiempos de violencia y guerra.

El castigo y la misericordia van de la mano. Joel había dicho que si el pueblo se arrepentía, el Señor lo salvaría del juicio. En medio del juicio y la catástrofe, por lo tanto, algunos serían salvos. La intención de Dios no es destruir sino restaurar. Sin embargo, debemos aceptar su salvación o ciertamente pereceremos junto con los que no se arrepintieron.

Joel 2:32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo;(E) (F) porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

Cuando el mundo comience a desintegrase, todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo . Estas señales del juicio de Dios serán desastrosas para aquellos que perseveren en sus pecados. Sin embargo, serán señales de redención y salvación para quienes se vuelvan al Señor.

Monte de Sion . . . Jerusalén : Deben entenderse como el lugar donde se halla la presencia de Dios.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Construir o plantar

Un texto anónimo de la tradición dice que cada persona, en su existencia, puede tener dos actitudes: construir o plantar. Los constructores pueden demorar años

Artículo Completo

El amor

A veces duele amar a alguien y no ser correspondidos. Pero lo que es más doloroso es amar a alguien y no tener el valor

Artículo Completo

Hermoso día

El día empezó muy mal. Me quedé dormida y llegué tarde al trabajo. Todo lo que sucedió en la oficina contribuyó a mi ataque de

Artículo Completo