Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Job 42: Confesión y justificación de JobJob 42

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Job 42:1 Job reconoce la sabiduría de Dios[a] Respondió Job a Jehová y dijo:

A lo largo del libro, los amigos de Job le pidieron que admitiera su pecado y que pidiera perdón. Y finalmente, Job sí se arrepintió. Irónicamente, el arrepentimiento de Job no era la clase de arrepentimiento que sus amigos querían. No pidió perdón por pecados secretos, sino por poner en duda la soberanía y la justicia de Dios. Job se arrepintió de su actitud y reconoció el gran poder y la perfecta justicia de Dios. Pecamos cuando preguntamos enojados «si Dios tiene el control, ¿por qué permite que esto suceda?» Debido a que estamos atrapados en el tiempo, y no somos capaces de ver más allá del día de hoy, no podemos conocer las razones de todo lo que pasa. ¿Confiará en Dios aun cuando sus preguntas no sean contestadas?

Job 42:2 «Yo reconozco que todo lo puedes y que no hay pensamiento que te sea oculto.

Job 42:3 “¿Quién es el que, falto de entendimiento, oscurece el consejo?”. Así hablaba yo, y nada entendía;[b] eran cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía.

Job 42:4 Escucha, te ruego, y hablaré. Te preguntaré y tú me enseñarás.[c]

Job citaba las preguntas que el Señor le había hecho anteriormente. Abierta y sinceramente admitió que él había sido el necio. ¿Está usando lo que no puede comprender como una excusa para su falta de confianza? Admita delante de Dios que ni siquiera tiene la fe suficiente para confiar en El. La verdadera fe comienza con ese tipo de humildad.

Job 42:5 De oídas te conocía, mas ahora mis ojos te ven.[d]

Job 42:6 Por eso me aborrezco y me arrepiento en polvo y ceniza».[e]

Job responde con humildad. Compara su anterior conocimiento de Dios, que debe a otros —de oídas te había oído—, con su conocimiento actual, superior porque lo ha recibido directamente: mas ahora mis ojos te ven . Ahora ve distinto a Dios porque éste se le ha revelado personalmente.

Job 42:7 EPÍLOGO (42.7-17) Aconteció que después que habló Jehová estas palabras a Job, Jehová dijo a Elifaz, el temanita: «Mi ira se ha encendido contra ti y tus dos compañeros, porque no habéis hablado de mí lo recto, como mi siervo Job.[f]

Entonces Dios reivindica a Job delante de sus tres amigos, Elifaz, Bildad y Zofar, a quienes reprende e invita a traerle ofrendas para que éste, actuando como sacerdote, las presente en su nombre. Entonces Dios declara su aprobación de Job (a él atenderé), porque Job había hablado rectamente. Dios da más crédito a la fe de Job, quien buscaba respuestas, que a la de sus amigos. Con claridad afirma que lo dicho por los tres amigos sobre Job era falso, pero se mantiene silente en torno a lo dicho por Eliú. Ni confirma sus palabras, ni las refuta, ni se refiere a ellas. Ello subraya el tema central del libro de Job: Dios es soberano, y sus caminos son insondables.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Construir la felicidad

Diariamente me dirijo al trabajo dos veces, muy distintas entre sí por muchas razones pero sobre todo por una: por la tarde debo caminar unos cien metros

Artículo Completo

El Amor obra milagros

¿Aquella tarde a Gabriela – uno de los pequeños personajes de una novela de Gerard Bessiere – le preguntó su amigo Jacinto: — ¿Qué has hecho hoy

Artículo Completo

Valentía

Valentía es admitir tus temores y enfrentarlos cara a cara. Es tener la fortaleza de pedir ayuda y la humildad de aceptarla. Valentía es defender tus principios

Artículo Completo