Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Job 40: Señorío de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Job 40:10  »Adórnate ahora de majestad y alteza, vístete de honra y hermosura.

Job 40:11  Derrama el ardor de tu ira; mira a todo altivo y abátelo.

Job 40:12  Mira a todo soberbio y humíllalo, y destruye a los impíos dondequiera que estén.

Job 40:13  Entiérralos a todos en el polvo, encierra sus rostros en la oscuridad.

Job 40:14  Entonces yo también declararé que tu diestra puede salvarte.

Job 40:15  »Ahí está el behemot:[e] yo lo creé, lo mismo que a ti. Come hierba, como el buey.

Behemot era un enorme animal de tierra, posiblemente un elefante o un hipopótamo

Job 40:16  Su fuerza está en sus lomos; su vigor, en los músculos de su vientre.

Job 40:17  Mueve su cola semejante al cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos.

Job 40:18  Sus huesos son fuertes como el bronce y sus miembros como barras de hierro.

Job 40:19  »Él es el primero entre las obras de Dios, y solo el que lo hizo puede acercar a él la espada.

Job 40:20  Ciertamente para él producen hierba los montes, donde retozan las bestias del campo.

Job 40:21  Se acuesta a la sombra en lo oculto de las cañas y de los lugares húmedos.

Job 40:22  Los árboles lo cubren con su sombra; los sauces del arroyo lo rodean.

Job 40:23  Aun cuando el río se salga de madre, él no se inmuta; permanece tranquilo aunque todo un Jordán se estrelle contra su boca.

Job 40:24  ¿Quién podrá atraparlo mientras él vigila? ¿Quién le perforará la nariz?

Cuatro puntos de vista sobre el sufrimiento

Punto de vista de Satanás
La gente cree en Dios sólo cuando está prosperando y no está sufriendo. Esto es un error.
Punto de vista de los tres amigos de Job
El sufrimiento es el juicio de Dios por el pecado. Esto no siempre es verdad.
Punto de vista de Eliú
El sufrimiento es la forma en la que Dios nos enseña, disciplina y refina. Esto es verdad, pero es una explicación incompleta.
Punto de vista de Dios
El sufrimiento hace que confiemos en Dios por quien El es, no por lo que hace.

El Señor nunca desprecia a Job, tampoco busca argumentar con él hasta lograr que se someta a él (cf. 38:3). Concluye su primer discurso invitando simplemente a Job, su contrincante en el juicio, a que le conteste.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Corazón de cebolla

Había una vez un huerto lleno de hortalizas, árboles frutales y toda clase de plantas. Como todos los huertos, tenía mucha frescura y agrado. Por eso daba

Artículo Completo

Buscando en las gavetas

Dos abuelos. Cuarenta años de convivencia fecunda y fiel. Se conocían lo suficiente, como para darse todavía la sorpresa de un malentendido. Era justo lo que había

Artículo Completo

Las mil canicas

Hace unas cuantas semanas, me dirigía hacia mi equipo de radioaficionado, con una humeante taza de café en una mano y el periódico en la otra. Lo que

Artículo Completo