Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Job 38: La justicia de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Job 38:1  6. Intervención de Jehová y respuestas de Job. Jehová responde a todos los discursos Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino y dijo:[a]

Los argumentos de los cuatro hombres son silenciados por la voz de Dios, quien responde desde un torbellino. El Señor compara su omnipotencia con la impotencia de Job. Lo hace describiendo la grandiosidad de la Tierra, la majestuosidad de los cielos y los insondables misterios de la vida animal. Entonces invita directamente a Job a responderle.

Dios habló desde un torbellino o una tremenda tormenta. Sorprendentemente, no respondió ninguna de las preguntas de Job. Las preguntas de Job no estaban en el corazón del asunto. Por el contrario, Dios utilizó la ignorancia de Job acerca del orden natural de la tierra para revelar su ignorancia del orden moral de Dios. Si Job no podía entender la manera de trabajar de la creación física de Dios, ¿cómo podría comprender el carácter y la mente de Dios? No existe un criterio o punto de vista mayor que el de Dios por el cual se pueda juzgar. Dios mismo es el estándar. Nuestra única opción es someternos a su autoridad y descansar en su cuidado.

Job 38:2  «¿Quién es ese que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría?[b]

Dios intenta convencer a Job de varias verdades teológicas importantes: el Señor creó la Tierra y la rige justiciera y compasivamente. Aunque es Señor de todo lo que existe, se preocupa de Job más que del resto de la creación.

Job 38:3  Ahora cíñete la cintura como un hombre: yo te preguntaré y tú me contestarás.[c]

Job 38:4  »¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? ¡Házmelo saber, si tienes inteligencia!

Job 38:5  ¿Quién dispuso sus medidas, si es que lo sabes? ¿O quién tendió sobre ella la cuerda de medir?

Job 38:6  ¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular,[d]

Job 38:7  cuando alababan juntas todas las estrellas del alba y se regocijaban todos los hijos de Dios?

Job 38:8  »¿Quién encerró con puertas el mar, cuando se derramaba saliéndose de su seno,

Job 38:9  cuando yo le puse nubes por vestidura y oscuridad por faja?

Job 38:10  Yo establecí[e] para él los límites; le puse puertas y cerrojo,

Job 38:11  y dije: “Hasta aquí llegarás y no pasarás adelante; ahí parará el orgullo de tus olas”.[f]

Job 38:12  ¿Has dado órdenes a la mañana alguna vez en tu vida? ¿Le has mostrado al alba su lugar,

Job 38:13  para que ocupe los confines de la tierra y sean sacudidos de ella los malvados?

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Construir la felicidad

Diariamente me dirijo al trabajo dos veces, muy distintas entre sí por muchas razones pero sobre todo por una: por la tarde debo caminar unos cien metros

Artículo Completo

La soledad de un anciano

Sentado en una banqueta, con los pies descalzos sobre las baldosas rotas de la vereda, su gorra marrón ya gastada, su bigote blanco y sus arrugadas manos

Artículo Completo

El oso y los viajeros

Dos viajeros iban juntos por la carretera cuando de repente apareció un oso. Uno de ellos corrió hacia un árbol de la vera del camino, trepó a

Artículo Completo