Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Job 20: Zofar describe las calamidades de los malos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Job 20:1  Zofar describe las calamidades de los malos[a] Respondió Zofar, el naamatita, y dijo:

Zofar habla otra vez, ahora sobre el terrible fin de los impíos e hipócritas, incluyendo a Job en esas categorías. Zofar tiene una mentalidad estrecha y legalista, que no siente piedad alguna por Job. No sabe cómo contestar las preguntas de Job y se indigna de sus acusaciones contra sus amigos.

El discurso de Zofar reveló una vez más su falsa conjetura al basar su argumento exclusivamente en la idea de que Job era un hipócrita malvado. Zofar dijo que aunque Job había estado bien por un tiempo, no había vivido una vida recta, por lo tanto Dios le había arrebatado su riqueza. De acuerdo con Zofar, las calamidades de Job probaban su maldad.

Job 20:2  «Por cierto mis pensamientos me hacen responder, y por eso me apresuro.

Job 20:3  He escuchado una reprensión afrentosa y mi inteligencia me inspira la respuesta.

Job 20:4  ¿No sabes que siempre fue así, que desde el tiempo en que fue puesto el hombre sobre la tierra,

Job 20:5  la alegría de los malos es breve y el gozo del impío solo dura un momento?

Job 20:6  Aunque se enaltezca hasta el cielo y su cabeza toque las nubes,

A pesar de que Zofar estaba equivocado al dirigir su perorata contra Job, tenía razón al hablar del final de las personas malas. Al principio, el pecado parece atractivo y se disfruta. Mentir, robar u oprimir a otros a menudo trae un beneficio temporal para aquellos que practican estos pecados. Algunos incluso viven largas vidas con un beneficio mal habido. Pero al final, la justicia de Dios prevalecerá. Lo que Zofar no pudo ver es que el juicio por esos pecados quizá no venga durante la vida de un pecador. El castigo puede ser aplazado hasta el juicio final, cuando los pecadores serán cortados de la presencia de Dios. No debemos impresionarnos por el éxito y el poder de la gente perversa. El juicio de Dios sobre ellos es seguro.

Job 20:7  como su estiércol, perecerá para siempre; y los que lo hayan visto dirán: “¿Qué es de él?”.[b]

Job 20:8  Como un sueño volará y no será hallado;[c] se disipará como una visión nocturna.

Job 20:9  El ojo que lo veía, nunca más lo verá, ni su lugar lo conocerá más.

Job 20:10  Sus hijos solicitarán el favor de los pobres y sus manos devolverán lo que él robó.[d]

Job 20:11  Sus huesos, llenos aún de su juventud, yacerán con él en el polvo.

Job 20:12  Si el mal era dulce en su boca, si lo ocultaba debajo de su lengua,

Job 20:13  si lo saboreaba y no lo dejaba, sino que lo retenía y paladeaba,

Job 20:14  su comida se corromperá en sus entrañas y será veneno de áspides dentro de él.

Job 20:15  Devoró riquezas, pero las vomitará; Dios las sacará de su vientre.

Job 20:16  Veneno de áspides chupará; lo matará la lengua de la víbora.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

En las manos de Dios

He aquí, en las palmas de mis manos, te he grabado; tus muros están constantemente delante de mí. Isaías 49:16 Durante la secundaria conocí a jóvenes a quienes

Artículo Completo

Lucas 8: De Camino

Después de aquello, Jesús fue recorriendo todos los pueblos y aldeas, predicando y proclamando la Buena Noticia del Reino de Dios. Los Doce le acompañaban; y también

Artículo Completo

Carta a un niño mongoloide

Fueron sólo unos instantes, los más amargos de mi vida, pero sólo fueron unos segundos. Desde entonces nunca te he negado. Sin embargo, aquel día mi falta

Artículo Completo

La linterna

Alberto adquirió el compromiso de ser el encargado en su pueblo de pararse cada noche cerca de cruce de tren con la carretera, y llevar consigo una

Artículo Completo

No te preocupes. Sé feliz

Es asombroso cómo el menor problema nos hace apartar la mirada de Dios. La tensión interrumpe nuestro sueño. Los vendedores telefónicos interrumpen nuestra cena. Los problemas de

Artículo Completo