Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jesús predice la destrucción del templo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El valor de estas imágenes no está en sus detalles, que en el mejor de los casos no son más que símbolos, y que usan solamente figuras que pueden concebir las mentes humanas, sino en la eterna verdad que conservan; y la verdad fundamental en ellas es que, a pesar de ser el mundo como es, Dios no lo ha abandonado.

La persecución por venir

-Entonces os entregarán -a la aflicción, y os matarán, y todos os odiarán por causa de Mi nombre. Entonces muchos tropezarán y se traicionarán entre sí y se odiarán.

Este pasaje muestra la honestidad -a toda prueba de Jesús: Él nunca les prometió a Sus discípulos un camino fácil; prometió muerte y sufrimiento y persecución. En cierto sentido, la Iglesia verdadera será siempre una Iglesia perseguida mientras exista en un mundo que no es cristiano. ¿De dónde procede esa persecución?

(i) Cristo ofrece una nueva lealtad; y una y otra vez declara que esta nueva lealtad debe estar por encima de todas las ligaduras terrenales. La más grande causa de odio en los días de la Iglesia Primitiva era el hecho de que el Cristianismo dividía hogares y familias cuando uno de sus miembros se decidía por Cristo y los otros no. El cristiano es una persona que se ha comprometido a darle a Jesucristo el primer lugar en su vida -y muchos conflictos humanos es probable que resulten de eso.

(ii) Cristo ofrece un nuevo nivel. Hay costumbres y prácticas y maneras de vivir que puede que estén bien para el mundo, pero están lejos de ser aceptables para el cristiano. Para muchas personas,- la dificultad del Cristianismo está en que hace un juicio sobre ellas mismas y sobre su proceder en los negocios o en las relaciones personales. Lo extraño del Cristianismo es que el que no quiera cambiar no tiene más remedio que odiarlo y rechazarlo.

(iii) El cristiano, si es cristiano de verdad, introduce un nuevo ejemplo en este mundo. Hay una belleza diaria en su vida que afea las vidas de los demás. El cristiano es la luz del mundo porque muestra en sí mismo la belleza de la vida llena de Cristo, y por tanto la fealdad de la vida vacía de Cristo.

(iv) Todo esto es decir que el Cristianismo trae una nueva conciencia a la vida. Ni la persona ni la Iglesia cristiana pueden tener nunca nada que ver con un ocultamiento o con un silencio cobarde. La Iglesia y la persona cristiana deben constituir en todo tiempo la conciencia del Cristianismo y es característico de las personas que muchas veces preferirían silenciar la conciencia.

Amenazas a la fe

Manteneos alerta – les contestó Jesús- , no sea que alguien os extravíe; porque muchos vendrán en Mi nombre diciendo: «Yo soy el Ungido de Dios, » y descarriarán a muchos. » Se presentarán muchos falsos profetas que extraviarán a muchos. Y el amor de muchos se enfriará, porque se habrá multiplicado la maldad. Pero el que resista hasta el fin será el que se salve. »Entonces, si alguien os dice: «¡Fijaos, aquí o allí está el Ungido de Dios!, » no le creáis. Porque surgirán falsos mesías y falsos profetas, que presentarán grandes señales y maravillas con el fin de descarriar, si fuera posible, a los elegidos. Estad alerta, porque para eso os he hablado de estas cosas antes de que sucedan. Si alguien os dice: «¡Fijaos, está en el desierto!,» no salgáis. «¡Fijaos, está en las habitaciones interiores!,» no le creáis.
En los días por venir, Jesús veía que dos peligros amenazarían a la Iglesia.

(i) Habría el peligro de los falsos dirigentes. Un falso dirigente es una persona que trata de propagar su propia versión de la verdad más bien que la verdad como se encuentra en Jesucristo; y una persona que trata de vincular a otros consigo misma más bien que con Jesucristo. La consecuencia inevitable de esto es que un falso dirigente produce división en lugar de edificar la unidad. La prueba de cualquier dirigente es si se parece a Cristo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El ciego y la rosa

Un ciego caminaba lentamente por un camino. Al serle desconocido , cada paso que daba lo tanteaba bien con su viejo bastón. De pronto sintió un agradable

Artículo Completo

El ateo y el oso convertido

Cuenta una simpática fábula que un ateo paseaba por un hermoso bosque. Asombrado por tanta belleza, pensó: «¡Qué maravillas han surgido como resultado de la evolución!». No

Artículo Completo