Jeremías 49: Profecía acerca de los amonitas

Jeremías 49:1 Acerca de los hijos de Amón. Así dice el Señor: ¿No tiene hijos Israel? ¿No tiene heredero? ¿Por qué, pues, Milcom se ha apoderado de Gad y su pueblo se ha establecido en sus ciudades?

6 Otros profetas también hablaron acerca de los hijos de Amón. Milcom : Máximo dios de los amonitas, también llamado Moloc. Los hijos de Amón descendían de Lot debido al incesto que este cometió con una de sus hijas. Los condenaron por robar tierra del pueblo de Dios y por adorar al ídolo Moloc, a quien realizaban sacrificios de niños.

Jeremías 49:2 Por tanto, he aquí, vienen días–declara el Señor– en que haré que se oiga el grito de guerra contra Rabá de los hijos de Amón, y será convertida en montón de ruinas, y sus ciudades serán incendiadas. Entonces se apoderará Israel de los que lo poseían–dice el Señor.

Jeremías 49:3 Gime, Hesbón, porque Hai ha sido destruida. Clamad, hijas de Rabá, ceñíos de cilicio y lamentaos, corred de un lado a otro por entre los muros, porque Milcom irá al destierro junto con sus sacerdotes y sus príncipes.

Jeremías 49:4 ¡Cómo te jactas de los valles! Tu valle se desvanece, hija infiel, la que confía en sus tesoros, diciendo: «¿Quién vendrá contra mí?»

Jeremías 49:5 He aquí, traigo sobre ti terror –declara el Señor, Dios de los ejércitos– de todos tus alrededores; y seréis lanzados cada uno delante de sí, y no habrá quien reúna a los fugitivos.

Jeremías 49:6 Pero después restauraré el bienestar de los hijos de Amón –declara el Señor.

Se promete a Amón restauración tras la destrucción.

Jeremías 49:7 Acerca de Edom. Así dice el Señor de los ejércitos: ¿No hay ya sabiduría en Temán? ¿Se ha perdido el consejo de los prudentes? ¿Se ha corrompido su sabiduría?

Los israelitas descendían de Jacob y los edomitas de su hermano gemelo, Esaú. Por lo tanto, Israel y Edom descendían de Isaac. Hubo conflictos constantes entre ambas naciones, y Edom se alegró por la caída de Jerusalén. A Temán, un pueblo en la parte norte de Edom, se le conocía por su sabiduría y fue el pueblo natal de Elifaz, uno de los amigos de Job. Pero ni siquiera la sabiduría de Temán salvó a Edom de la ira de Dios.

Jeremías 49:8 Huid, volved, morad en las profundidades, habitantes de Dedán, porque la ruina de Esaú traeré sobre él al momento de castigarlo.

Dedán era una ciudad floreciente que recibía caravanas de viajeros. Dios dijo a sus habitantes que huyeran a cavernas (lugares profundos) o también los destruirían. Temán y Dedán estaban en los extremos opuestos del país, así que esto muestra la destrucción total de Edom por parte de Dios. Bosra es una ciudad al norte de Edom.

Jeremías 49:9 Si vinieran a ti vendimiadores, ¿no dejarían rebuscos? Si vinieran ladrones de noche, sólo destruirían hasta que les bastara.

Jeremías 49:10 Pero yo he despojado totalmente a Esaú, he descubierto sus escondrijos y no podrá esconderse. Ha sido destruida su descendencia, sus hermanos y vecinos, y él ya no existe.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

Apunta alto

Un maestro quería enseñarles una lección especial a sus alumnos, y para ello les dio la oportunidad de escoger entre tres exámenes: uno de cincuenta

Leer Más >>

La cuerda de la vida

Cuentan que un alpinista desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía después de años de preparación. Pero quería la gloria para él solo, por

Leer Más >>