Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jeremías 47: Profecía acerca de los filisteos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jeremías 47:1  Palabra del Señor que vino al profeta Jeremías acerca de los filisteos, antes que Faraón conquistara Gaza.

Otros profetas también hablaron acerca de los filisteos. Se condena a los filisteos, junto a Tiro y Sidón, por vender a los israelitas como esclavos.

Localizada en la llanura costera próxima a Judá, Filistea siempre fue una espina en el costado de Israel. Las dos naciones peleaban constantemente. Otros profetas que hablaron en contra de Filistea incluyen a Isaías, Ezequiel, Amós y Sofonías. [private]

Jeremías 47:2  Así dice el Señor: He aquí que suben aguas del norte y se convierten en torrente desbordante, que inunda la tierra y su plenitud, la ciudad y los que en ella habitan; clamarán los hombres, y gemirá todo habitante de la tierra

Jeremías 47:3  a causa del sonido de los cascos de sus corceles, del estruendo de sus carros y del estrépito de sus ruedas. No se vuelven los padres para cuidar a sus hijos, por la debilidad de sus brazos,

Jeremías 47:4  a causa del día que viene para destruir a todos los filisteos, para exterminar de Tiro y de Sidón a todo aliado que quede; porque el Señor destruirá a los filisteos, al remanente de la costa de Caftor.

Jeremías 47:5  Le ha sobrevenido la calvicie a Gaza, desolada ha sido Ascalón. Remanente de su valle, ¿hasta cuándo te sajarás?

Jeremías 47:6  ¡Ay, espada del Señor! ¿Hasta cuándo estarás inquieta? Vuélvete a tu vaina, reposa y cálmate.

Jeremías 47:7  ¿Cómo puede estar quieta, cuando el Señor le ha dado órdenes? Contra Ascalón y contra la costa del mar, allí la ha asignado.

Oráculo contra los Filisteos.

Los filisteos no son de raza semítica, sino indoeuropea. Se instalaron en la costa de Canaán (denominada después por los griegos Palestina) en el siglo XII a.C., después de haber sido rechazados por Ramsés III cuando pretendían establecerse en la desembocadura del delta del Nilo. Formaban parte de los llamados “pueblos del mar” que aparecen en las inscripciones egipcias. Procedían del Asia Menor, y nunca pudieron asimilarse la mentalidad semítica; sobre todo, jamás aceptaron la circuncisión. Desde el punto de vista material estaban más adelantados que los cananeos y hebreos, que también hacia el siglo XII a.C. llegaron a Canaán, ocupando la parte montañosa, mientras que aquéllos se quedaron en la costa con una organización especial, gobernados por un seren o príncipe, que correspondía al tyrannos de los griegos. Sus ciudades principales constituían la famosa Pentarquía o Pentápolis filistea: Gaza,

Ascalón, Ecrón, Gat y Asdod. Fueron los introductores del hierro en Canaán y desde el principio estuvieron en colisión con los hebreos, que se establecían en regiones a ellos contiguas. Generalmente la victoria solía estar del lado de los filisteos, por estar mejor preparados; pero en tiempos de David fueron sometidos definitivamente, dejando de ser un peligro serio para Israel. Los israelitas los llamaban despectivamente los “incircuncisos.” En el siglo VII a. C., los filisteos fueron vasallos de Egipto. Antes, en el siglo VIII, formaron liga contra Asiría, pero fueron sometidos por Senaquerib, quien en su estela nos describe al detalle la expugnación de sus ciudades.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Bajo una mirada de amor

Una historia cuenta de un rey que estaba enamorado de Helena: una mujer de baja condición a la que el rey había hecho su última esposa. Una

Artículo Completo