Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jeremías 42: Huida del pueblo a Egipto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jeremías 42:1  Entonces se acercaron todos los jefes de las tropas, Johanán, hijo de Carea, Jezanías, hijo de Osaías, y todo el pueblo desde el menor hasta el mayor,

Jezanías hijo de Osaías : Quizás el mismo Jezanías (40.8) y Azarías

Jeremías 42:2  y dijeron al profeta Jeremías: Llegue ahora ante ti nuestra súplica, y ruega al Señor tu Dios por nosotros, por todo este remanente, porque quedamos pocos de muchos que éramos, como pueden ver tus ojos,

Jeremías 42:3  para que el Señor tu Dios nos indique el camino por donde debemos ir y lo que debemos hacer.

Jeremías 42:4  Entonces el profeta Jeremías les dijo: Os he oído. He aquí, voy a orar al Señor vuestro Dios conforme a vuestras palabras, y todas las palabras que el Señor os responda, yo os las declararé. No os ocultaré palabra alguna. [private]

Jeremías 42:5  Y ellos dijeron a Jeremías: Que el Señor sea un testigo veraz y fiel contra nosotros si no obramos conforme a toda palabra que el Señor tu Dios te mande para nosotros.

Johanán y sus acompañantes profirieron su maldición; Jeremías simplemente la detalló. Era un error trágico pedir la dirección de Dios sin intentar seguirla. Asegúrese de nunca pedirle algo a Dios si sabe en su corazón que no lo quiere. Es mejor no orar que orar con hipocresía. A Dios no se puede engañar.

Jeremías 42:6  Sea buena o mala, escucharemos la voz del Señor nuestro Diosa quien te enviamos, para que nos vaya bien cuando escuchemos la voz del Señor nuestro Dios.

El remanente prometió obedecer la voz de Jehová , cualquiera que fuese el mandato. Pero cuando éste contradijo lo que ya habían decidido hacer, rechazaron el mensaje divino que les comunicaba Jeremías

Jeremías 42:7  Y sucedió que al cabo de diez días, vino la palabra del Señor a Jeremías.

Jeremías 42:8  Entonces llamó a Johanán, hijo de Carea, y a todos los jefes de las tropas que estaban con él, y a todo el pueblo desde el menor hasta el mayor,

Jeremías 42:9  y les dijo: Así dice el Señor, Dios de Israel, a quien me enviasteis para presentar delante de El vuestra súplica:

Jeremías 42:10  «Si os quedáis en esta tierra, entonces os edificaré y no os derribaré, os plantaré y no os arrancaré, porque estoy arrepentido del mal que os he hecho.

Jeremías 42:11  «No temáis al rey de Babilonia, a quien teméis; no le temáis»–declara el Señor–»porque yo estoy con vosotros para salvaros y libraros de su mano.

Jeremías 42:12  «También tendré compasión de vosotros, para que él tenga compasión de vosotros y os restaure a vuestra tierra.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Jesús y la mujer de Samaria

Los fariseos se enteraron de que Jesús hacía más discípulos y bautizaba más que Juan (aunque en realidad no era Jesús el que bautizaba, sino sus discípulos).

Artículo Completo

El escondite

Una vez se reunieron todos los sentimientos y cualidades de los hombres. El aburrimiento bostezaba, como siempre, cuando la locura les propuso, “¡Vamos a jugar al escondite!”

Artículo Completo

El sembrador

En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era amenazante. Era horrible. Era el tipo de

Artículo Completo

Lo que necesitan los niños

Los niños de hoy necesitan con desesperación padres que: …jueguen a tirar y agarrar la pelota, disfruten las reuniones de niño o luchen, porque el corazón de

Artículo Completo