Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jeremías 29: Carta a los exiliados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jeremías 29:1  Estas son las palabras de la carta que el profeta Jeremías envió desde Jerusalén al resto de los ancianos del destierro, a los sacerdotes, a los profetas y a todo el pueblo que Nabucodonosor había llevado al destierro de Jerusalén a Babilonia.

Jeremías : Escribe una carta a los exiliados del 597 a.C. (vv. 4-23) y luego se enfrenta al falso profeta Semaías (vv. 24-32). Los exiliados estaban siendo confundidos con mensajes sobre un pronto retorno

Jeremías 29:2  (Esto sucedió después de salir de Jerusalén el rey Jeconías y la reina madre, los oficiales de la corte, los príncipes de Judá y de Jerusalén, los artífices y los herreros).

Jeremías 29:3  La carta fue enviada por mano de Elasa, hijo de Safán, y de Gemarías, hijo de Hilcías, a quienes Sedequías, rey de Judá, envió a Babilonia, a Nabucodonosor, rey de Babilonia, diciendo:

Por mano de Elasa : La carta se envió por un seguro conducto diplomático.

Jeremías 29:4  Así dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel, a todos los desterrados que envié al destierro de Jerusalén a Babilonia:

Jeremías escribió a los cautivos de Babilonia, instruyéndolos para que siguieran adelante con sus vidas y oraran por la nación pagana que los subyugó. La vida no puede detenerse durante los momentos difíciles. En una situación desagradable o inquietante, debemos ajustarnos y continuar hacia adelante. Puede resultarle difícil orar por las autoridades que son malas, pero allí es donde más falta hacen sus oraciones. Cuando se enfrente a momentos difíciles o a un cambio repentino, ore diligentemente y marche hacia adelante, haciendo lo que esté a su alcance en vez de rendirse a causa del temor y la incertidumbre.

Que hice transportar : El exilio fue obra de Jehová.

Jeremías 29:5  «Edificad casas y habitadlas, plantad huertos y comed su fruto.

Los mismos verbos (edificad y plantad) que aparecen en el llamado de Jeremías, pero aquí se emplean en sentido literal.

Jeremías 29:6  «Tomad mujeres y engendrad hijos e hijas, tomad mujeres para vuestros hijos y dad vuestras hijas a maridos para que den a luz hijos e hijas, y multiplicaos allí y no disminuyáis.

Jeremías 29:7  «Y buscad el bienestar de la ciudad adonde os he desterrado, y rogad al Señor por ella; porque en su bienestar tendréis bienestar.»

Rogad por ella a Jehová : Un concepto totalmente nuevo que pide orar por el bienestar de los captores de Judá.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El Camino de la Vida

Al principio vi a Dios como mi observador, mi juez, tomando nota de todas las cosas que hice mal, como para saber si merecía el cielo o

Artículo Completo

El roble y la hiedra

Un hombre edificó su casa. La embelleció con un jardín interno. En el centro plantó un roble y el roble creció lentamente. Día a día echaba raíces

Artículo Completo