Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jeremías 29: Carta a los exiliados

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jeremías 29:1  Estas son las palabras de la carta que el profeta Jeremías envió desde Jerusalén al resto de los ancianos del destierro, a los sacerdotes, a los profetas y a todo el pueblo que Nabucodonosor había llevado al destierro de Jerusalén a Babilonia.

Jeremías : Escribe una carta a los exiliados del 597 a.C. (vv. 4-23) y luego se enfrenta al falso profeta Semaías (vv. 24-32). Los exiliados estaban siendo confundidos con mensajes sobre un pronto retorno

Jeremías 29:2  (Esto sucedió después de salir de Jerusalén el rey Jeconías y la reina madre, los oficiales de la corte, los príncipes de Judá y de Jerusalén, los artífices y los herreros).

Jeremías 29:3  La carta fue enviada por mano de Elasa, hijo de Safán, y de Gemarías, hijo de Hilcías, a quienes Sedequías, rey de Judá, envió a Babilonia, a Nabucodonosor, rey de Babilonia, diciendo:

Por mano de Elasa : La carta se envió por un seguro conducto diplomático.

Jeremías 29:4  Así dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel, a todos los desterrados que envié al destierro de Jerusalén a Babilonia:

Jeremías escribió a los cautivos de Babilonia, instruyéndolos para que siguieran adelante con sus vidas y oraran por la nación pagana que los subyugó. La vida no puede detenerse durante los momentos difíciles. En una situación desagradable o inquietante, debemos ajustarnos y continuar hacia adelante. Puede resultarle difícil orar por las autoridades que son malas, pero allí es donde más falta hacen sus oraciones. Cuando se enfrente a momentos difíciles o a un cambio repentino, ore diligentemente y marche hacia adelante, haciendo lo que esté a su alcance en vez de rendirse a causa del temor y la incertidumbre.

Que hice transportar : El exilio fue obra de Jehová.

Jeremías 29:5  «Edificad casas y habitadlas, plantad huertos y comed su fruto.

Los mismos verbos (edificad y plantad) que aparecen en el llamado de Jeremías, pero aquí se emplean en sentido literal.

Jeremías 29:6  «Tomad mujeres y engendrad hijos e hijas, tomad mujeres para vuestros hijos y dad vuestras hijas a maridos para que den a luz hijos e hijas, y multiplicaos allí y no disminuyáis.

Jeremías 29:7  «Y buscad el bienestar de la ciudad adonde os he desterrado, y rogad al Señor por ella; porque en su bienestar tendréis bienestar.»

Rogad por ella a Jehová : Un concepto totalmente nuevo que pide orar por el bienestar de los captores de Judá.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Ireneo de Lión

Ireneo era natural de Asia Menor —probablemente de Esmirna— donde nació alrededor del año 130 y donde fue también discípulo del obispo Policarpo, acerca de

Artículo Completo

Providencia Divina

Se hallaba un pastor sentado en su escritorio junto a la ventana, preparando un sermón sobre la Providencia Divina. De pronto oyó algo como una

Artículo Completo

Un millón de sapos

Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La

Artículo Completo

Huellas doradas

Martín había vivido gran parte de su vida con intensidad y gozo. De alguna manera su intuición lo había guiado cuando su inteligencia fallaba en

Artículo Completo