Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jeremías 21: Jerusalén será destruida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jeremías 21:1 Jerusalén será destruida[a] Palabra de Jehová que vino a Jeremías, cuando el rey Sedequías[b] envió a él a Pasur hijo de Malquías[c] y al sacerdote Sofonías hijo de Maasías,[d] para que le dijeran:

Jeremías denuncia a los dirigentes de Judá, a los falsos profetas, y a la gente pecadora. En el resto del libro el material se organiza de acuerdo con un orden temático y no cronológico, como ocurre en los 20 primeros capítulos.

Los líderes de Judá, que tienen la máxima responsabilidad por la conducta de la nación son los primeros en ser denunciados. El contexto es similar a 37.1-10, pero la delegación enviada por el rey es diferente. Los acontecimientos descritos tienen lugar en el reinado de Sedequías, quizás en el 589 o el 588 a.C.

Pasur hijo de Malquías. Para distinguirlo del Pasur de 20.1-6, aunque la similaridad de los nombres puede ser una de las razones para haber situado lo que se relata en el capítulo 21 después del capítulo 20. Sofonías hijo de Maasías : Sofonías fue más tarde ejecutado por Nabucodonosor en Ribla

Los capítulos 21-28 narran los mensajes de Jeremías concernientes a los ataques de Nabucodonosor a Jerusalén entre 588 y 586 a.C. El rey Sedequías decidió rebelarse en contra de Nabucodonosor y los nobles aconsejaron que se aliara con Egipto. Jeremías pronunció juicio sobre los reyes y sobre los falsos profetas por llevar al pueblo por el mal camino.

El rey Sedequías quizás se refería al momento en que Dios liberó a Jerusalén de Senaquerib, rey de Asiria, en los días de Ezequías. Pero las esperanzas de Sedequías se vieron frustradas. Fue el último gobernante de Judá durante el cautiverio en 597 a.C.

Pasur vino al profeta buscando ayuda. Dios aún tenía trabajo para Jeremías. Al vivir nuestra fe, podemos encontrar que el rechazo, la desilusión o el trabajo arduo nos han llevado hasta el punto del desaliento. Pero aún somos necesarios. Dios tiene un trabajo importante para nosotros también.

Jeremías 21:2 «Consulta ahora acerca de nosotros a Jehová, porque Nabucodonosor, rey de Babilonia,[e] hace guerra contra nosotros; quizá Jehová haga con nosotros según todas sus maravillas, y aquel se aleje de nosotros».[f]

Consulta . . . a Jehová: En cada caso se solicita su dirección. Nabucodonosor : El mayor rey (605-562 a.C.) del imperio neobabilónico. Todas sus maravillas : Sedequías quería una intervención milagrosa de Dios como en tiempos de Ezequías.

Jeremías 21:3 Jeremías les respondió: «Diréis esto a Sedequías:

Jeremías 21:4 “Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo vuelvo atrás las armas de guerra[g] que están en vuestras manos, con las que peleáis contra el rey de Babilonia; y a los caldeos que están fuera de la muralla y os tienen sitiados, yo los reuniré en medio de esta ciudad.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Oportunidad

De vacaciones por Europa, Andy Iglesias perdió la comunicación con su hogar por cinco días. Sus papás temieron lo peor. Se angustiaron por el silencio inexplicable. Pensando

Artículo Completo

El oso y los viajeros

Dos viajeros iban juntos por la carretera cuando de repente apareció un oso. Uno de ellos corrió hacia un árbol de la vera del camino, trepó a

Artículo Completo

La tentación

Un sábado por la tarde el padre deja a su hijo en casa, porque el muchacho no se sentía bien. Al salir, el padre le dijo: «No

Artículo Completo