Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jeremías 20: Profecía contra Pasur

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Jeremías 20:1  Profecía contra Pasur  El sacerdote Pasur hijo de Imer,[a] que presidía como principal en la casa de Jehová, oyó a Jeremías profetizar estas palabras.

La reacción de Pasur frente a la acción simbólica de Jeremías fue inmediata, pero su oposición al propósito de Dios le ganó un nuevo nombre, representativo de lo que el futuro le deparaba. Pasur hijo de Imer : Debe ser distinguido de otros individuos de igual nombre. Presidía como príncipe : Encargado de mantener el orden en el templo, su tarea era ocuparse de los revoltosos

Este suceso ocurrió durante el reinado de Joacim de Judá. Jeremías predicó en el valle del hijo de Hinom, centro de idolatría en la ciudad. También predicó en el templo, que debió haber sido el centro de la verdadera adoración. Ambos lugares atraían mucha gente, ambos eran de falsa adoración.

Jeremías 20:2  Entonces Pasur hizo azotar al profeta Jeremías y lo puso en el cepo que estaba en la puerta superior de Benjamín,[b] la cual conducía a la casa de Jehová.

La primera vez que el título profeta se usa en Jeremías, aunque aparece de nuevo en 25.2 y frecuentemente después de 28.5. Este es también el primer acto de violencia física contra Jeremías que se menciona.

Jeremías 20:3  Al día siguiente, Pasur sacó a Jeremías del cepo. Le dijo entonces Jeremías: «Jehová no ha llamado tu nombre Pasur, sino Magor-misabib.[c]

Magor – misabib : «temor de todas partes» es el nuevo nombre de Pasur, y esta es la suerte que correrá Judá, cuyos hijos serán llevados cautivos a Babilonia o caerán por la espada.

Pasur príncipe a cargo de mantener el orden en el templo. También era sacerdote y pretendió ser profeta. Después de escuchar las palabras de Jeremías, Pasur lo mandó a castigar y lo puso en el cepo (con llave) en vez de aceptar su mensaje en su corazón y actuar de acuerdo a él. A veces la verdad incomoda, pero nuestra reacción hacia ella muestra el material del que estamos hechos. Podemos negar los cambios y destruir la evidencia de nuestras acciones erróneas o podemos llevar la verdad al corazón con humildad y permitir que nos cambie. A lo mejor Pasur pensaba que era un líder fuerte, sin embargo, era realmente un cobarde.

Jeremías 20:4  Y así ha dicho Jehová: “He aquí, yo haré que seas un terror para ti mismo y para todos los que bien te quieren. Caerán por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo verán. A todo Judá entregaré en manos del rey de Babilonia, que los llevará cautivos a Babilonia y los matará a espada.

Esta profecía de destrucción se cumplió en tres invasiones babilónicas. La primera ocurrió en un año (605 a.C). Tal vez a Pasur lo llevaron cautivo a Babilonia durante la segunda invasión en 597 a.C., cuando llevaron cautivo al rey Joaquín. La tercera invasión ocurrió en 586 a.C.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Almas en el Horizonte

Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre solo que a veces no la vemos porque nos quedamos paralizados frente a la que se

Artículo Completo