Génesis 29:Jacob sirve a Labán por Raquel y Lea

Gén 29:27 Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hagas conmigo otros siete años.

Era la costumbre en ese tiempo que el hombre diera una dote, o un regalo importante, a la familia de su futura esposa. Esto se hacía para compensar a la familia por la pérdida de la muchacha. Como no tenía nada en efectivo que ofrecer, ofreció trabajar siete años para Labán. Pero había otra costumbre en esa tierra que Labán no le explicó a Jacob. La hija mayor tenía que casarse primero. El darle a Lea en lugar de Raquel fue una estratagema de Labán para que Jacob se sometiera a otros siete años de duro trabajo.

Gén 29:28 E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla; y él le dio a Raquel su hija por mujer.

La semana de aquella : Aparentemente, los siete días que duraban las festividades matrimoniales; tras la celebración, Jacob recibió a Raquel como su segunda mujer . Las dificultades suscitadas por este doble matrimonio puede que hayan servido para sustentar la posterior prohibición de este tipo de casamiento

La gente a menudo se pregunta si vale la pena esperar un largo tiempo por lo que uno desea. Jacob esperó siete años para casarse con Raquel. Cuando se vio engañado, acordó trabajar otros siete años por ella (aunque se casó con Raquel al poco tiempo). Las metas y los deseos más importantes bien valen la espera y el precio. El cine y la televisión han creado la ilusión de que la gente tiene que esperar sólo una o dos horas para resolver sus problemas o para conseguir lo que desean. No se deje atrapar al pensar que pasa lo mismo en la vida real. La paciencia es más difícil de conseguir cuando más la necesitamos, pero es la llave para alcanzar nuestras metas.

Gén 29:29 Y dio Labán a Raquel su hija su sierva Bilha por criada.

Gén 29:30 Y se llegó también a Raquel, y la amó también más que a Lea; y sirvió a Labán aún otros siete años.

Aun cuando Labán engañó a Jacob, este cumplió con su parte. Se trataba más que del dolor de Jacob. Tenía que pensar en Raquel, al igual que en el plan que Dios tenía con su vida. Cuando nos engañan, puede que todavía sea sabio cumplir con nuestra parte del trato. Hurgarnos las heridas o planear venganzas impide ver la perspectiva de Dios.

Los hijos de Jacob

Gén 29:31 Y vio Jehová que Lea era menospreciada, y le dio hijos; pero Raquel era estéril.

Gén 29:32 Y concibió Lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén,[a] porque dijo: Ha mirado Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido.

En la actualidad, los padres ponen a sus hijos nombres que suenen bien, o que les toquen el sentimiento. Pero el Antiguo Testamento nos presenta un uso más dinámico de los nombres. Elegían nombres que reflejaran las circunstancias al momento de nacer. Algunas veces esperaban que sus hijos se desenvolvieran conforme al significado de sus nombres. Más tarde los padres podían mirar atrás y ver si sus hijos ya adultos habían vivido a la altura de sus nombres. Algunas veces se cambiaba el nombre de una persona cuando no iba bien con su carácter. Esto le sucedió a Jacob. Su nombre («el que toma por el calcañar», «el que engaña») fue cambiado a Israel (que significa «el que lucha con Dios»). El carácter de Jacob había cambiado tanto que ya no se le veía como un usurpador sino como un hombre que honraba a Dios.

Gén 29:33 Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Por cuanto oyó[b] Jehová que yo era menospreciada, me ha dado también éste. Y llamó su nombre Simeón.

Gén 29:34 Y concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Ahora esta vez se unirá[c] mi marido conmigo, porque le he dado a luz tres hijos; por tanto, llamó su nombre Leví.

Gén 29:35 Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Esta vez alabaré[d] a Jehová; por esto llamó su nombre Judá; y dejó de dar a luz.

«Judá» significa «alabanza», La senda de la albanza. «Judá» quiere decir «alabanza», y de este hombre provino una gran tribu de Israel. Este es uno de los versículos de alabanza más importantes de la Biblia. Notemos los siguientes pasajes:

1) Jacob pronuncia una gran alabanza sobre Judá, dándole la más grande bendición. Sus hermanos le alabarían. Triunfaría sobre todos sus enemigos. Dice que Judá tendría autoridad monárquica (cetro) y legal (legislador). Traería además al Mesías.

2) De Judá, a través de David, viene el Cristo, quien alaba al Padre en cada uno de sus actos y detalles de su vida.

3) La tribu de Judá (alabanza) dirigió a Israel a través del desierto.

4) Encabezó la conquista de Canaán.

5) Judá es la primera tribu en alabar a David, proclamándole rey.

    Páginas: 1 2 3 4

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…