Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Jabón flotante

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En 1879, el producto de mayor venta de Procter and Gamble eran las velas. Debido a que Thomas Edison había inventado el bombillo eléctrico, parecía que las velas se convertirían en algo obsoleto y que la compañía enfrentaría grandes problemas. Sus temores se hicieron realidad cuando el mercado de las velas se derrumbó. El pronóstico económico para la compañía era nada prometedor.

Sin embargo, alrededor de este tiempo, un distraído empleado en una pequeña fábrica en Cincinnati olvidó apagar su máquina cuando fue a almorzar. El resultado fue una ligera masa de espumas llena de burbujas de aire. Por poco tira todo aquel desorden a la basura, pero en vez de ello decidió hacer jabón.

Resulta que el jabón flotó, y fue así como nació el jabón Ivory. Se convirtió en el sostén principal de Procter and Gamble. El destino había representado un dramático papel al sacar a la jadeante compañía de la bancarrota.

¿Por qué era tan especial el jabón flotante? En aquellos tiempos, algunas personas se bañaban en el río. El jabón flotante nunca se hundía, y como resultado no se perdía. A la larga el jabón Ivory se convirtió en un producto de alta venta en todo el país.

La energía que hace a un niño difícil de dominar, es la energía que más adelante lo convierte en uno que domina la vida.  ¡Usa tus energías y creatividad para convertir tus errores en éxitos!.

Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros. 1 Tesalonicenses 5:11

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Retrato de sí mismo

Después de años de trabajar en Roma, en esculturas de tamaño monumental, Miguel Ángel fue a Florencia donde un gran bloque de mármol de Carrara de un

Artículo Completo

El Hombre que me salvó

Había una pareja de esposos ateos que tenían una hija. Los padres nunca le habían hablado a la hija de Dios y menos aún de Jesucristo. Una

Artículo Completo

Serenidad

Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, vio desolado que al tronco

Artículo Completo