Isaías 8: Nueva profecía del final de la coalición de Siria e Israel

Isaías 8:9 »Reuníos,[j] pueblos, y seréis quebrantados. Oíd, todos los que sois de lejanas tierras: ceñíos, y seréis quebrantados; preparaos, y seréis quebrantados.

Dios está con nosotros : La palabra hebrea es Emanuel. A pesar del juicio que ha emitido, Dios advierte a las naciones, aun a aquellas que como Asiria fueron utilizadas como instrumentos del juicio divino, que los hebreos son su pueblo y que su futuro está en sus manos.

Ser «quebrantados» significa perder valor ante la presión que ejerce el temor repentino.

Isaías 8:10 Haced planes, y serán anulados; proferid palabra, y no será firme, porque Dios está con nosotros».[k],[l]

Isaías 8:11 Porque Jehová me habló de esta manera con mano fuerte y me advirtió que no caminara por el camino de este pueblo, diciendo:

Isaías 8:12 «No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración, ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo.

Isaías 8:13 A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo.[m]

temor, morah: Miedo, reverencia, terror, pavor. Un objeto o persona que infunde miedo, respeto o reverencia. Morah deriva de yare que significa «tener miedo de, temer, reverenciar». Morah aparece una docena de veces en el Antiguo Testamento; Genesis 9:2 nos habla del temor y el espanto que los descendientes de Noé le inspirarían a todos los animales después del diluvio. El Señor también inspira temor, como en el Salmo 76:11.

Isaías 8:14 Entonces él será por santuario;[n] pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, por tropezadero para caer y por lazo y red al morador de Jerusalén.

Las dos casas de Israel : Los reinos del norte y el sur.

Isaías 8:15 Muchos de entre ellos tropezarán, caerán y serán quebrantados;[ñ] se enredarán y serán apresados.

Dios le asegura a Isaías que él se halla en medio de estos acontecimientos, a pesar de que un enemigo de Israel está siendo usado para juzgar a su pueblo. Ello le pareció al pueblo una conspiración; de hecho, se trataba de un plan de Jehová de los ejércitos.

Isaías 8:16 [o]»Ata el testimonio, sella la instrucción entre mis discípulos.

Transcurrirían unos 13 años antes que se cumplieran las palabras de Isaías. Mientras, debió aferrarse a su profecía, en tanto el escarnio público lo identificaba con los espiritualistas paganos,

«Ata el testimonio» y «sella la ley» significa que las palabras se escribirían y preservarían para futuras generaciones. Debido a que algunas personas trasmitieron fielmente estas palabras de generación en generación, hoy tenemos el libro de Isaías. Cada uno de nosotros necesita asumir la responsabilidad de trasmitir la Palabra de Dios a sus hijos y nietos, animándolos a amar la Biblia, a leerla y aprender de ella. Entonces ellos harán lo mismo, trasmitiendo la palabra fielmente a sus hijos y nietos.

Isaías 8:17 »Esperaré, pues, a Jehová, el cual escondió su rostro de la casa de Jacob. En él confiaré.

Isaías decidió esperar en Dios, aunque El «escondió su rostro de la casa de Jacob». Pasaron setecientos años para que se cumplieran muchas de las profecías que el Señor dio mediante los profetas, otras aún siguen sin cumplirse. ¿Está usted dispuesto a aceptar el tiempo de Dios y no el suyo?

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…