Isaías 65: Castigo de los rebeldes

El versículo  5b y los versículos 6 y 7 expresan el celo de Jehová contra estas prácticas de los samaritanos. El versículo  7, al hablar de vuestros padres, expresa, no obstante, que los samaritanos no quedaban excluidos de los planes de redención, si es que de manera individual optaran por la fidelidad a Jehová, ya que también sobre ellos ha sido pronunciada la bendición de  Dios. También el versículo  9 expresa la unidad de un remanente de Judá y de Israel en los planes redentores de  Dios. Una expresión visual de la bendición divina es la posesión de la tierra y el florecimiento de sus regiones, aun las más desérticas como la del valle de Acor.

Pero aquellos que conscientemente abandonan a Jehová y rechazan sus designios con respecto a la elección del monte Moriah como lugar de su morada, serán destinados a la espada, porque a pesar del llamado divino no respondieron y escogieron más bien lo que no agradaba a Jehová. Por cierto, esta sentencia incluye a judíos y samaritanos.

En los versículos 13-15 se vuelve a usar del concepto de los siervos de Jehová. Ellos son tanto judíos como samaritanos que han elegido servir a Jehová poniendo a un lado todo tipo de prácticas condenadas por la enseñanza profética. El porvenir de los siervos de Jehová es la prosperidad y la victoria; el porvenir de los que abandonan a Jehová es la carencia de todo, la vergüenza, el dolor y el quebrantamiento de espíritu. Al final del versículo  15 el contraste se resume en las siguientes palabras: El Señor Jehová te hará morir, pero a sus siervos llamará con otro nombre. Este será un nombre, además del de Israel, que expresará su encumbrado sitial y su gran prosperidad.

En los versículos 16-25 se encuentra la respuesta positiva de  Dios para su pueblo y para la tierra que ha escogido para manifestar en ella la gloria de sus designios. El cambio radical que se operará se describe con la analogía de la creación de cielos nuevos y tierra nueva. La gloria del futuro cercano borrará todas las glorias del presente y del pasado. En el versículo  18 sería mejor traducir: Más bien, gozaos y alegraos para siempre en las cosas que yo estoy a punto de crear.

La realidad de cielos nuevos y tierra nueva se verificará de manera especial en la gloria de Jerusalén y de un cambio admirable de profundas consecuencias en la naturaleza, en todo su santo monte. El concepto de santo monte se hace extensivo en el profeta a toda la tierra de Israel, y no solamente al monte Moriah o al monte Sion. El versículo  25 es casi una cita literal de la profecía en 11:6-9.[/private]

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario