Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 55: A aceptar el don de Jehová

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Isaías 55:1 Todos los sedientos, venid a las aguas; y los que no tenéis dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad vino y leche sin dinero y sin costo alguno.

Comprad sin dinero : La vida abundante que el Señor ofrece no tiene precio. Jehová se dirige al exilio. Llama al pueblo a apartarse de las influencias babilónicas para que pueda gozar del alimento espiritual que le ofrece su Dios. La comida cuesta dinero, dura poco tiempo y solo satisface necesidades físicas. Pero Dios nos ofrece alimento gratuito que nutre nuestra alma. ¿Cómo lo obtenemos? Vamos, oímos, buscamos y clamamos a Dios. La salvación de Dios se ofrece gratuitamente, pero para que nutra nuestras almas debemos recibirla con vehemencia. Moriremos de hambre espiritual sin su alimento, como sin duda moriremos de hambre física sin el pan diario.

Isaías 55:2 ¿Por qué gastáis dinero en lo que no es pan, y vuestro salario en lo que no sacia? Escuchadme atentamente, y comed lo que es bueno, y se deleitará vuestra alma en la abundancia.

Isaías 55:3 Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David.

El pacto que hizo Dios con el rey David fue la promesa de una tierra permanente para los israelitas, donde no habría ninguna amenaza de naciones paganas, ni guerra. Pero Israel no cumplió con su parte del pacto de obedecer a Dios y permanecer apartados de los ídolos. Aun así, Dios estaba dispuesto a renovar su pacto una vez más. ¡El es un Dios perdonador!

Las misericordias firmes a David : define el pacto eterno de Dios en términos de lealtad divina al pacto de David. Pablo aplica esto al vivir en Cristo.

Isaías 55:4 He aquí, lo he puesto por testigo a los pueblos, por guía y jefe de las naciones.

Por testigo a los pueblos : Un nuevo líder asumirá el papel de David. Esta es una referencia a Cristo; todavía Isaías tiene al Siervo en mente.

Isaías 55:5 He aquí, llamarás a una nación que no conocías, y una nación que no te conocía, correrá a ti a causa del Señor tu Dios, el Santo de Israel; porque El te ha glorificado.

Isaías 55:6 Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cerca.

En anticipación de la restauración de su pueblo, Jehová llama a Israel al arrepentimiento. Se dirige a cualquiera que dude que él está a punto de entrar en acción, y le recuerda que sus propósitos transcienden los planes humanos; el ser humano no siempre es capaz de descifrar con precisión los caminos de Dios; nada puede detener sus decretos. Isaías nos dice que clamemos al Señor mientras esté cerca. Dios no planea apartarse de nosotros, pero a menudo somos nosotros los que nos apartamos o construimos una barrera entre ambos. No espere hasta que se haya apartado de Dios para buscarlo. Es probable que más tarde en la vida nos resulte mucho más difícil volvernos a El. O a lo mejor Dios venga a juzgar la tierra antes de que usted decida volverse a El. Busque a Dios ahora, mientras pueda, antes de que sea demasiado tarde.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los tres ancianos

Una mujer salió de su casa y vio a tres ancianos con largas barbas blancas sentados al frente de su casa. — Creo que no los conozco

Artículo Completo

Clavan a Jesús en la cruz

Entretanto los soldados, habiendo crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, de los que hicieron cuatro partes, una para cada soldado, y la túnica. La cual era sin

Artículo Completo