Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Isaías 5: Parábola de la viña

Isaías 5:9 Ha llegado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos, que las muchas casas han de quedar soladas, sin morador las grandes y hermosas.

Isaías 5:10 Y diez yugadas de viña producirán un bato, y un homer de semilla producirá un efa.

Isaías 5:11 ¡Ay de los que se levantan de mañana para correr tras el licor, y así siguen hasta la noche,[g] hasta que el vino los enciende!

Estos hombres pasaban muchas horas bebiendo y festejando, pero Isaías predijo que muchos a la larga morirían de hambre y de sed. Es irónico, pero nuestros placeres, si no tienen la bendición de Dios, pueden destruirnos a la larga. Dejar a Dios fuera de nuestras vidas permite que el pecado entre en ellas. Dios quiere que disfrutemos de la vida (1Ti_6:17), pero que evitemos esas actividades que nos pueden apartar de El.

Isaías 5:12 En sus banquetes hay arpas, vihuelas, tamboriles, flautas y vino, pero no miran la obra de Jehová, ni consideran la obra de sus manos.

Isaías 5:13 Por tanto, mi pueblo es llevado cautivo, porque no tiene conocimiento, sus nobles se mueren de hambre y la multitud está seca de sed. Los héroes de la nación, «su gloria», sufrirían la misma humillación que la gente común. ¿Por qué? Porque vivieron de acuerdo a sus propios valores y no según los de Dios. A muchos de los héroes actuales de los medios de comunicación y deportivos los idolatran debido a su capacidad para vivir según les place. ¿Son sus héroes los que desafían a Dios o los que desafían al mundo para servir a Dios?

Isaías 5:14 Por eso ensanchó su interior el seol y sin medida extendió su boca; y allá descenderá la gloria de ellos y su multitud, su fausto y el que en él se regocijaba.

Isaías 5:15 El hombre será humillado, el varón será abatido, y humillados serán los ojos de los altivos.

Isaías 5:16 Pero Jehová de los ejércitos será exaltado en juicio; el Dios Santo será santificado con justicia.

Isaías 5:17 Los corderos serán apacentados[h] según su costumbre, y los extranjeros devorarán los campos desolados de los ricos.[i]

Isaías 5:18 ¡Ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad y el pecado como con coyundas de carreta!,

Los gobernantes de Israel y Judá estaban tan identificados con el pecado, que lo arrastraban consigo a donde quiera que iban.

Hay personas que arrastran sus pecados junto con ellas. Algunas lo hacen con orgullo, pero para otras sus pecados se han vuelto una carga que los aplasta. ¿Está usted arrastrando pecados a montones que se niega a abandonar? Antes de que se vea acabado e inútil, vuélvase al Unico que promete quitarle la carga de pecado y reemplazarla con un propósito para la vida que es un gozo cumplir.

Isaías 5:19 los cuales dicen: «¡Venga ya, apresúrese su obra y veamos! ¡Acérquese y venga el consejo del Santo de Israel, para que lo sepamos!».

Isaías 5:20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!

Cuando la gente no observa con cuidado la distinción entre el bien y el mal, pronto sobreviene la destrucción. Es muy fácil decir: «Nadie puede decidir por otro lo que es bueno o malo». Pueden pensar que emborracharse no es dañino, que las relaciones extramaritales no son malas o que el dinero no los controla de verdad. Pero cuando damos excusas por nuestras acciones, quebrantamos la diferencia entre el bien y el mal. Si no tomamos la Palabra de Dios, la Biblia, como nuestra regla, pronto toda las alternativas morales de la vida parecerán confusas. Sin Dios, vamos directo al fracaso y a mucho sufrimiento.

  • Páginas:
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.