Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 43: Yo estaré contigo

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Isaías habla sobre todo del regreso de Israel desde Babilonia. Pero hay un significado más amplio: todo el pueblo de Dios se reunirá cuando Cristo venga a gobernar en paz sobre la tierra.

Además de referirse al regreso de Babilonia, estos versículos parecen aludir a la reunión, por parte de Dios, de su remanente a través de la historia.

Isaías 43:7  a todo el que es llamado por mi nombre y a quien he creado para mi gloria, a quien he formado y a quien he hecho.

Isaías 43:8  Sacad al pueblo ciego, aunque tiene ojos, y a los sordos, aunque tienen oídos.

Isaías 43:9  Todas las naciones a una se han reunido y se han congregado los pueblos. ¿Quién de ellos declarará esto y nos proclamará las cosas anteriores? Que presenten sus testigos y que se justifiquen, que oigan y digan: Es verdad.

Isaías 43:10  Vosotros sois mis testigos–declara el Señor– y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro Dios, ni después de mí lo habrá.

Isaías 43:11  Yo, yo soy el Señor, y fuera de mí no hay salvador.

La tarea de Israel era la de ser testigo, decir al mundo quién era Dios y lo que había hecho. En la actualidad todos los creyentes tienen la misma responsabilidad de ser testigos de Dios. ¿Sabrá la gente cómo es Dios al ver la forma en que usted habla y actúa? Ellos no pueden ver a Dios directamente, pero lo pueden ver reflejado en usted.

Isaías 43:12  Yo soy el que lo he anunciado, he salvado y lo he proclamado, y no hay entre vosotros Dios extraño; vosotros, pues, sois mis testigos–declara el Señor– y yo soy Dios.

Isaías 43:13  Aun desde la eternidad, yo soy, y no hay quien libre de mi mano; yo actúo, ¿y quién lo revocará?

Isaías 43:14  Así dice el Señor vuestro Redentor, el Santo de Israel: Por vuestra causa envié a Babilonia e hice descender como fugitivos a todos ellos, es decir, a los caldeos, en las naves de las cuales se gloriaban.

Isaías 43:15  Yo soy el Señor, vuestro Santo, el Creador de Israel, vuestro Rey.

Esta sección describe un nuevo éxodo para un pueblo una vez más oprimido, como lo fueron los israelitas durante el cautiverio en Egipto antes del éxodo. Clamarían a Dios y una vez más los escucharía y liberaría. Un nuevo éxodo se llevaría a cabo por un nuevo desierto. Los milagros pasados no fueron nada en comparación con lo que Dios haría por su pueblo.

Isaías 43:16  Así dice el Señor, que abre camino en el mar y sendero en las aguas impetuosas;

Isaías 43:17  el que hace salir carro y caballo, ejército y fuerza (a una se echarán y no se levantarán, como pabilo han sido apagados y extinguidos):

Isaías 43:18  No recordéis las cosas anteriores ni consideréis las cosas del pasado.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

En qué reside la dignidad

Un carpintero tenía un hermano que era un músico famoso. Cuando vino de visita a la compañía constructora donde trabajaba, el capataz le dijo: —

Artículo Completo

Jesús y su bautismo

La voz que oyó Jesús en Su bautismo es de suprema importancia. «Tu eres Mi Hijo amado -dijo-, en quien encuentro plena satisfacción.» La frase

Artículo Completo