Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 42: El Elegido de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Isaías 42:20 Tú has visto muchas cosas, pero no las observas; los oídos están abiertos, pero nadie oye.

¿Cómo Israel y Judá pudieron ser siervos de Dios y aún así seguir tan ciegos? ¿Cómo pudieron estar tan cerca de Dios y ver tan poco? Jesús condenó a los líderes religiosos de sus días por la misma negligencia. ¿Acaso no fallamos nosotros de la misma manera? Algunas veces la ceguera limitada (ver pero no comprender, o saber lo que es bueno pero no hacerlo), quizás sea peor que no ver nada.

Isaías 42:21 El Señor se complació por causa de su justicia en hacer la ley grande y gloriosa.

ley, torah: Instrucción, enseñanza, dirección, ley, precepto. Este sustantivo aparece 217 veces en el Antiguo Testamento. Usualmente torah se refiere a la Ley de Moisés o a una porción de la Ley. En algunas ocasiones torah alude a las reglas o instrucciones de un progenitor humano o a alguna otra persona sabia. La raíz de torah es yarah, que significa «tirar, lanzar directamente, dirigir, llover». La idea consiste en que las instrucciones divinas a Israel (la Torá) fueron dadas de manera directa. El Nuevo Pacto hará que la Torá, por el poder del Espíritu de Dios, sea escrita en los corazones de Israel

Isaías 42:22 Mas este es un pueblo saqueado y despojado, todos atrapados en cuevas, o escondidos en prisiones; se han convertido en presa sin que nadie los libre y en despojo sin que nadie diga: Devuélvelos.

Isaías 42:23 ¿Quién de vosotros prestará oído a esto? ¿Quién pondrá atención y escuchará en el futuro?

Podemos condenar a nuestros predecesores por sus fracasos, pero nosotros somos doblemente culpables si repetimos los mismas errores después que los reconocimos como tal. A menudo estamos tan listos para dirigir el mensaje de Dios a otros, que no vemos cómo ese mensaje toca nuestras vidas. Asegúrese de estar dispuesto a seguir su propio consejo cuando enseñe o guíe a alguien.

Isaías 42:24 ¿Quién entregó a Jacob al despojo, y a Israel a los saqueadores? ¿No fue el Señor, contra quien pecamos? En sus caminos no quisieron andar, ni obedecieron su ley.

Isaías 42:25 Por eso derramó sobre él el ardor de su ira y la violencia de la batalla; le prendió fuego por todos lados, pero él no se dio cuenta; lo consumió, pero él no hizo caso.

El siervo en Isaias: Se llama siervo a la nación de Israel:

Se llama Siervo al Mesías: A la nación se le ha dado la misión de servir a Dios, ser guardas de su Palabra y luz a las naciones gentiles. A causa del pecado y la rebelión, fallaron. Dios envió a su Hijo, Cristo, como Mesías para cumplir su misión en la tierra.

Misión mundial del siervo de Jehová

A partir del capítulo 41 se empieza a presentar el carácter de Israel como “siervo de Jehová” en la historia mundial, el cual se introdujo en 41:8. Se presenta a Israel como personificado en un solo individuo, razón por la cual la hermenéutica cristiana ha visto en estas profecías exclusivamente una referencia a la persona de Jesús. Este es un extremo de la interpretación. El otro extremo es la hermenéutica judía que ve en estas referencias exclusivamente alusiones a la misión del pueblo de Israel en medio de las naciones del mundo y no alusiones de carácter mesiánico. La posición hermenéutica centrada nos la muestra Jesús mismo en el Evangelio de Lucas, cuando al referirse a Isaias 61:1-2; Isaias 58:6 dijo: Hoy se ha cumplido esta escritura en vuestros oídos. No dijo que aquel pasaje se refería exclusivamente a su persona, negando su clara referencia al pueblo de Israel. Dijo que los aspectos de la misión del siervo de Jehová llegaban a su plenitud en su propia misión. Este es el sentido básico que comunica el verbo griego peplérotai en Lucas 4:21.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Decidir y ser constantes

En la pequeña escuelita rural había una vieja estufa de carbón muy anticuada. Un chiquito tenía asignada la tarea de llegar al colegio temprano todos los días

Artículo Completo

Salmo 62: Oracion de confianza

Balanzas utilizadas en la antigüedad También el versículo 6 repite el estribillo del versículo 2; pero no incluye el adjetivo “mucho” o “grandemente”. La fe del salmista

Artículo Completo