Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 42: El Elegido de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Isaías 42:8 Yo soy el Señor, ése es mi nombre; mi gloria a otro no daré, ni mi alabanza a imágenes talladas.

Isaías 42:9 He aquí, las cosas anteriores se han cumplido, y yo anuncio cosas nuevas; antes que sucedan, os las anuncio.

Estos versículos, algunas veces llamados el cántico del Siervo, hablan acerca del Siervo-Mesías, no del siervo Ciro. Tanto a Israel como al Mesías se les llama a menudo Siervo. Israel, como siervo de Dios, tenía que ayudar al mundo a conocer a Dios. El Mesías, Jesús, cumpliría esta tarea y mostraría al mundo a Dios mismo.

Isaías 42:10 Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad su alabanza desde los confines de la tierra, los que descendéis al mar y cuanto hay en él, las islas y sus moradores.

Los logros del Siervo convocan a un nuevo cántico de alabanza a Jehová. Cedar es una tribu del área septentrional del desierto de Arabia. Sela parece ser Petra.

Mire todo lo que el Señor hará para nosotros y a través de nosotros. Obras majestuosas provocan respuestas majestuosas. ¿Agradece en verdad el bien que Dios hace en medio de usted y por medio de usted? Si es así, deje que su alabanza a El refleje lo que realmente siente.

Isaías 42:11 Levanten la voz el desierto y sus ciudades, las aldeas donde habita Cedar. Canten de júbilo los habitantes de Sela, desde las cimas de los montes griten de alegría.

Isaías 42:12 Den gloria al Señor, y proclamen en las costas su alabanza.

Isaías 42:13 El Señor como guerrero saldrá, como hombre de guerra despertará su celo; gritará, sí, lanzará un grito de guerra, contra sus enemigos prevalecerá.

Isaías 42:14 Por mucho tiempo he guardado silencio, he estado callado y me he contenido. Pero ahora grito como mujer de parto, resuello y jadeo a la vez.

Isaías pasa ahora a otro tema. Mi siervo (v. 19) es aquí Israel/Judá; esta sección contiene un lamento sobre la desobediencia que dio lugar a la ira de Dios. La cuestión fundamental que condujo al juicio divino fue el confiar en imágenes de fundición.

Isaías 42:15 Asolaré montes y collados, y secaré toda su vegetación; convertiré los ríos en islas, y las lagunas secaré.

Isaías 42:16 Conduciré a los ciegos por un camino que no conocen, por sendas que no conocen los guiaré; cambiaré delante de ellos las tinieblas en luz y lo escabroso en llanura. Estas cosas haré, y no las dejaré sin hacer .

Isaías 42:17 Serán vueltos atrás y completamente avergonzados, los que confían en ídolos, los que dicen a las imágenes fundidas: Vosotros sois nuestros dioses.

Isaías 42:18 Sordos, oíd; ciegos, mirad y ved.

Isaías 42:19 ¿Quién es ciego sino mi siervo, tan sordo como el mensajero a quien envío? ¿Quién es tan ciego como el que está en paz conmigo, tan ciego como el siervo del Señor?

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El valor de la Cooperación.

Obligada por la sed Una hormiga bajó a un manantial,y arrastrada por la corriente, estaba a punto de ahogarse. Viéndola en esta emergencia una paloma,desprendió de un

Artículo Completo

El preso

Un anciano que viví­a solo, querí­a, como todos los años, plantar patatas en su patio de atrás, pero arar la tierra era un trabajo demasiado pesado para

Artículo Completo

El agua que quería ser fuego

Ya estoy cansada de ser fría y de correr río abajo. Dicen que soy necesaria, pero preferiría ser hermosa, encender entusiasmos, encender el corazón de los enamorados

Artículo Completo

A la sombra de tu ideal

Un día Diógenes, el cínico, fue al mercado y puso un puesto, y encima, un letrero que decía : «Aquí se vende sabiduría» Un griego que leyó

Artículo Completo