Al hacer tu Donativo recibirás vía Email el libro Vida de Jesús un Evangelio Armonizado. El más completo estudio de Los Evangelios en formato PDF. 1,662 páginas del texto Bíblico Comentado. Una vez hagas tu Donativo envíanos una nota por medio de nuestra Cadena de Oración con el Email al cual quieres recibir el libro.

lectura de hoy
julio 13, 2020 9:27 AM

Isaías 37: Isaías anuncia la liberación

Isaías 37:25  Yo cavé y bebí las aguas, y con las pisadas de mis pies secaré todos los ríos de Egipto’.[l]

Isaías 37:26  ¿No has oído decir que desde tiempos antiguos yo lo hice, que desde los días de la antigüedad lo tengo planeado? Pues ahora lo he hecho venir. Y tú estás puesto para reducir las ciudades fortificadas a montones de escombros.

Isaías 37:27  Sus moradores fueron de corto poder. Acobardados y confusos, fueron como hierba del campo y hortaliza verde, como heno de los terrados, que antes de sazón se seca.[m] Isaías 37:28  He conocido tu condición, tu salida y tu entrada, y tu furor contra mí.

Desde tiempos antiguos : Refleja la doctrina de la soberanía de Dios. Las naciones pueden gloriarse de sus conquistas, como hizo Asiria, pero es Dios quien las utiliza como instrumento.

Isaías 37:29  Porque contra mí te airaste y tu arrogancia ha llegado a mis oídos; pondré, pues, mi garfio en tu nariz y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste”.

Esta era una tortura común que los asirios usaban con sus cautivos. A menudo los arrastraban con garfios en las narices y frenos en los labios como muestras de humillación.

Isaías 37:30  »Esto te será por señal: Comeréis este año lo que nace de suyo, el año segundo lo que nace de suyo, pero el tercer año sembraréis y segaréis, plantaréis viñas y comeréis su fruto.

El Señor dirige ahora su mensaje al rey Ezequías. Ofrece una señal de que un remanente de Judea sobreviviría al sitio de la ciudad como testimonio de su fidelidad a Jehová.

Isaías 37:31  Y los que hayan quedado de la casa de Judá, y los que hayan escapado, volverán a echar raíz abajo y darán fruto arriba.

Isaías 37:32  Porque de Jerusalén saldrá un resto y del monte Sión los sobrevivientes.[n] El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Isaías 37:33  Por tanto, así dice Jehová acerca del rey de Asiria: “No entrará en esta ciudad ni arrojará saeta en ella; no vendrá delante de ella con escudo ni levantará contra ella baluarte.

Jehová predice el fracaso de la invasión Asiria a Jerusalén. La derrota de Senaquerib fue el fruto de las oraciones de Ezequías.

Isaías 37:34  Por el camino que vino, volverá y no entrará en esta ciudad, dice Jehová.

Isaías 37:35  Porque yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por amor a mí mismo y por amor a David, mi siervo”.[ñ]

Dios defendería a Jerusalén por amor a su honor y en memoria de su promesa a David. Asiria insultó a Dios. No sería su instrumento para castigar a Jerusalén. Lo que Jerusalén no tenía posibilidades de hacer, Dios lo haría por ellos. Dios está preparado para hacer lo imposible si confiamos en El lo suficiente para pedírselo.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja una respuesta

También Podría interesarte

Los peces de 16 centímetros

Cuentan que un día, bien temprano salió a pescar esta persona con mucho ánimo y contento, ya que sentía que pescaría mucho. Tenía todas las

Leer Más >>

La carrera de sapos

Era una vez una carrera de sapos. El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud.

Leer Más >>