Isaías 37: Isaías anuncia la liberación

Isaías 37:1  Judá, librada de Senaquerib (2 R 19.1-37; 2 Cr 32.20-23) Aconteció, pues, que cuando el rey Ezequías oyó esto rasgó sus vestidos y cubierto de ropas ásperas[a] vino a la casa de Jehová.

La casa de Jehová : Rabsaces apelaba a la amenaza y a la blasfemia para subyugar a Judá. Ezequías fue a la casa del Señor, e interrogó a Isaías.

Isaías 37:2  Y envió a Eliaquim, el mayordomo; a Sebna, el escriba, y a los ancianos de los sacerdotes, cubiertos de ropas ásperas, a ver al profeta Isaías hijo de Amoz.

Isaías 37:3  Ellos le dijeron: –Esto ha dicho Ezequías: “Día de angustia, de castigo y de deshonra es este día, porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, pero la que da a luz no tiene fuerzas.

A Judá se le compara con una mujer que trata de dar a luz a un hijo, pero es demasiado débil para hacer algo por ella misma. Cuando la situación parecía desesperada, Ezequías no se rindió. En vez de eso, pidió al profeta Isaías que orara por la ayuda de Dios. Por difíciles que sean sus circunstancias, no se desespere. Busque a Dios.

Isaías 37:4  Quizá ha escuchado Jehová, tu Dios, las palabras del copero mayor, al cual el rey de Asiria, su Señor, envió para blasfemar contra el Dios vivo; y él lo castigará por las palabras que Jehová, tu Dios, haya escuchado. Eleva, pues, una oración tú por el resto que aún ha quedado”.[b]

Ezequías hizo exactamente lo que Isaías le recomendó al pueblo. Se volvió a Dios y observó como El venía a brindar ayuda a Judá. Volverse a Dios significa creer que El está a nuestro lado y puede ayudarnos.

Isaías 37:5  Vinieron, pues, los siervos de Ezequías a Isaías.

Isaías 37:6  Y les dijo Isaías: –Decid a vuestro Señor que así ha dicho Jehová: “No temas por las palabras que has oído, con las cuales han blasfemado contra mí los siervos del rey de Asiria.

Isaías 37:7  He aquí que yo pondré en él un espíritu, oirá un rumor y se volverá a su tierra; y haré que en su tierra perezca a espada”.[c]

Isaías 37:8  Vuelto, pues, el copero mayor, halló al rey de Asiria que combatía contra Libna, porque ya había oído que se había apartado de Laquis.[d]

Laquis había aparentemente caído. Senaquerib fue a atacar a Libna , otra ciudad de Judea, cuando supo que Egipto había entrado en la guerra en auxilio de Jerusalén ( Tirhaca . . . Etiopía ). Ello dio lugar a que enviara un mensaje a Ezequías con un contenido similar a la amenaza verbal lanzada por Rabsaces.

Isaías 37:9  Pero oyó decir de Tirhaca, rey de Etiopía:[e] «He aquí que ha salido para hacerte guerra», y al oírlo envió embajadores a Ezequías, diciéndoles:

Isaías 37:10  «Así diréis a Ezequías, rey de Judá: “No te engañe tu Dios, en quien tú confías, diciendo: ‘Jerusalén no será entregada en manos del rey de Asiria’.

Si bien la respuesta a la oración de Ezequías estaba en marcha debido a que Etiopía ya estaba lista para atacar, Ezequías no lo sabía. Persistió en su oración y en la fe aun cuando no veía que la respuesta ya estaba en camino. Cuando oremos, debemos tener fe en que Dios ya ha preparado la mejor respuesta. Nuestra tarea es pedir con fe y esperar en humildad.

Avances de Aasiria :   Como Senaquerib embelleció su ciudad capital, Nínive, Ezequías retuvo el tributo y se preparó para la batalla. Los asirios avanzaron hacia su rebelde frontera occidental, atacando rápidamente a lo largo de la costa mediterránea. Desde Laquis, Senaquerib amenazó con tomar a Jerusalén, pero Isaías sabía que sus amenazas morirían con él en su regreso hacia Nínive.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

No estés ansioso

El problema de la preocupación es que comenzamos a decir: ¿Qué vamos a comer? ¿Qué vamos a beber? ¿Qué vamos a  vestir? En otras palabras,

Leer Más >>

Amor de Verdad

Una mujer le preguntó a su marido: — ¿Crees que soy bonita? El dijo que: — No… Entonces la esposa sonrió pensando que sólo se

Leer Más >>