Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 33: Oración en tiempos de angustia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Isaías 33:1  ¡Ay de ti que destruyes, y no has sido destruido; y de aquel que es pérfido, cuando otros no actuaron con perfidia contra él! Cuando termines de destruir, serás destruido; cuando acabes de actuar con perfidia, con perfidia actuarán contra ti.

¡Ay de ti , que saqueas!: Parece una alusión a Senaquerib, rey de Asiria, quien ha traicionado y saqueado a Judá, aunque algunos piensan que se refiere a Babilonia. El saqueador será a su vez saqueado y destruido debido a que Jerusalén depositará su confianza en Jehová.

«¡Ay de ti, que saqueas!» se refiere a Asiria. Los asirios quebrantaban siempre sus promesas, pero demandaban que los otros cumplieran las suyas. Es muy fácil colocarnos en esa misma posición egoísta, demandando nuestros derechos mientras olvidamos los derechos de los demás. Las promesas incumplidas destrozan la confianza y destruyen las relaciones. Propóngase cumplir sus promesas, a la vez que pida perdón por las promesas pasadas que ha incumplido. Ejercite la misma justicia que demanda para sí de los demás.

Isaías 33:2  Oh Señor, ten piedad de nosotros; en ti hemos esperado. Sé nuestra fortaleza cada mañana, también nuestra salvación en tiempo de angustia.

Estas son palabras del remanente justo que esperaba en  Dios para ser libres de la opresión.

Isaías 33:3  Al estruendo del tumulto los pueblos huyen; al levantarte tú las naciones se dispersan;

Isaías 33:4  se recoge el botín como recoge la oruga, se lanzan sobre él como se lanzan las langostas.

Isaías 33:5  Exaltado es el Señor, pues mora en lo alto; ha llenado a Sion de derecho y de justicia.

Cuando se establezca el reino de Cristo, Sion (Jerusalén) será la casa de juicio y justicia ya que el Mesías reinará allí. Como una luz para el mundo, la nueva Jerusalén será la santa ciudad.

Isaías 33:6  El será la seguridad de tus tiempos, abundancia de salvación, sabiduría y conocimiento; el temor del Señor es tu tesoro.

tiempos, et: Un tiempo en particular; una temporada, era, ocasión o algún período de tiempo. También puede significar los tiempos actuales o presentes. En contraste con olam, que denota lo ilimitado del tiempo, et se usa para describir un espacio reducido de tiempo. Et puede ser una temporada, tal como la Pascua, la temporada de lluvias o de cosecha. Asimismo, podría referirse a una etapa de la vida, «el tiempo de la vejez». Et se usa 290 veces. Aquí se habla de la fuerza que  Dios dispensará a los creyentes, aun en medio de los tiempos inciertos de la época actual

Isaías 33:7  He aquí, sus valientes claman en las calles, los mensajeros de paz lloran amargamente.

Jehová triunfará a pesar de la gran devastación ocasionada por los asirios en toda el área, desde Basán (al este del Jordán) al Carmelo y el Líbano (en la costa sudoccidental)

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Mecánico

Una vez iba un hombre en su automóvil por una larga y muy solitaria carretera cuando de pronto, su auto comenzó a detenerse hasta quedar estático. El

Artículo Completo

El Centavo

Un niñito que jugaba un dí­a con un jarrón muy valioso metió su mano dentro y no pudo sacarla. Su padre también trató lo mejor que pudo,

Artículo Completo

Fieles hasta la muerte

En Kenya, Africa, hay una organización terrorista llamada Mau Mau. Se nos dice que Jomo Kenyatta, el jefe de esta organización es discí­pulo de Moscú, por tanto,

Artículo Completo

Aurore y Aimée

Había una vez una dama que tenía dos hijas. La mayor, que se llamaba Aurore, era bella como el día, y tenía un carácter bastante bueno. La

Artículo Completo

Amigos son los amigos

Un hombre, su caballo y su perro caminaban por una calle. Después de mucho andar, el hombre se dio cuenta que tanto él, como su caballo y

Artículo Completo