Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 29: Humillación y liberación milagrosa de Jerusalén

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

 Isaías 29:1  ¡Ay, Ariel, Ariel la ciudad donde acampó David! Añadid año sobre año, celebrad las fiestas a su tiempo.

Ariel significa «león de Dios» o «altar del holocausto». Debido a que el altar de que se habla estaba en Jerusalén, Ariel se convirtió en un nombre simbólico para designar a esa ciudad. En la hora del juicio, Jerusalén será como un altar para el holocausto, aunque una vez fue como vigoroso león. Estos versículos ofrecen de nuevo la perspectiva divina sobre la invasión de Senaquerib.

Ariel es un nombre especial para Jerusalén, la ciudad de David. Puede significar «el león de Dios» (Jerusalén es fuerte como un león) o «el altar de Dios» (Jerusalén es el lugar del altar en el templo.

 Isaías 29:2  Y traeré angustias a Ariel, y será una ciudad de lamento y de duelo; será para mí como un Ariel.

 Isaías 29:3  Acamparé contra ti rodeándote, pondré contra ti vallas de asedio, y levantaré contra ti baluartes.

 Isaías 29:4  Entonces serás humillada, desde el suelo hablarás, y desde el polvo donde estás postrada saldrá tu habla. Tu voz será también como la de un espíritu de la tierra, y desde el polvo susurrará tu habla.

 Isaías 29:5  Pero la multitud de tus enemigos será como polvo fino, y la multitud de los crueles como paja que se va volando; sucederá en un instante, de repente.

Israel sería castigado por una invasión asiria en el 701 a.C., pero este país no obtendría nada permanente con esa conquista. Por el contrario, sería afectado por rencillas internas y finalmente conquistado por Babilonia, la cual, a su vez, correría la misma suerte.

 Isaías 29:6  Serás castigada por el Señor de los ejércitos con truenos y terremotos y gran ruido, con torbellino y tempestad y con llama de fuego consumidor.

 Isaías 29:7  Y será como un sueño, una visión nocturna, la multitud de todas las naciones que combaten contra Ariel, todos los que combaten contra ella y su fortaleza, y los que la afligen.

 Isaías 29:8  Y será como cuando un hambriento sueña, y he aquí, está comiendo; pero cuando despierta, su hambre no ha sido satisfecha. O como cuando un sediento sueña, y he aquí, está bebiendo; pero cuando despierta, he aquí, está desfallecido, y su sed no ha sido aplacada. Así será la multitud de todas las naciones que combaten contra el monte Sion.

 Isaías 29:9  Deteneos y esperad, cegaos y sed ciegos. Se embriagan, pero no con vino; se tambalean, pero no con licor.

Cegaos . . . embriagaos : Un estupor espiritual caracterizó a aquellos que en Judá rechazaban la Palabra de Dios. Sólo le rendían tributo verbal a la fe, negando la intervención soberana de Dios. Como habían rechazado el consejo divino, Dios haría del libro de la verdadera sabiduría un libro sellado para ellos. Jesús cita el versículo 13 al referirse al Israel de sus días. Pablo alude al versículo 16 para demostrar la supremacía de Dios y su intervención soberana en la historia.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti