Isaias 23: Profecía sobre Tiro

Isaias 23:1 Profecía sobre Tiro. Gemid, naves de Tarsis, porque Tiro ha sido destruida, sin casas y sin puerto; desde la tierra de Chipre les ha sido revelado.

Profecía sobre Tiro : Este es el último juicio contra los pueblos de otros países. Tiro, ciudad portuaria, es otro nombre adjudicado a Fenicia, el poder marítimo más fuerte en los días de Isaías. Su imperio se extendía por las costas del norte de áfrica, hasta quizás España. Los fenicios inventaron el alfabeto, evidencia de que poseían una avanzada civilización; sin embargo, su religión era abominable. Adoraban a Baal y a Astoret, las deidades que Jezabel introdujo en Israel, y las que Elías enfrentó y derrotó en el monte Carmelo. Ezequiel 28, capítulo que también está dirigido contra Tiro, aclara que la ira de Dios se debe fundamentalmente a la soberbia idólatra que se evidencia en sus reyes. Esta sección particular parece profetizar la pérdida del control del Mediterráneo por los fenicios en el 667 a.C., a causa de la invasión asiria.

Tarsis : Ciudad fenicia de ubicación desconocida, aunque pudo haber estado en España, en Chipre o hasta en la costa norte de áfrica.

Las profecías de Isaías en contra de otras naciones comenzaron en el este con Babilonia y terminaron en el oeste con Tiro, en Fenicia. Tiro era una de las ciudades más famosas del mundo antiguo, un importante centro de comercio con un gran puerto marítimo. Era una ciudad rica y muy perversa. A Tiro la reprendieron Jeremías, Ezequiel, Joel, Amós y Zacarías. Esta es otra advertencia en contra de las alianzas políticas con vecinos tambaleantes.

Isaias 23:2 Callad, moradores de la costa, mercaderes de Sidón; tus mensajeros cruzaron el mar,

Sidón : Ciudad hermana de Tiro; localizada sobre la costa, alrededor de 30 km al norte de aquella. Tiro y Sidón fueron conquistadas por Babilonia en el 572 a.C. tras un largo sitio. Tiro, una isla fortificada, resistió el ataque, pero fue completamente destruida por Alejandro Magno en el 332 a.C.

Isaias 23:3 y estuvieron en muchas aguas. Sus ingresos eran el grano del Nilo y la cosecha del río, y ella era el mercado de las naciones.

Isaias 23:4 Avergüénzate, Sidón, porque habla el mar, la fortaleza del mar, diciendo: No he estado de parto, ni he dado a luz, no he educado jóvenes, ni he criado vírgenes.

Isaias 23:5 Cuando la noticia llegue a Egipto, se angustiarán por las nuevas de Tiro.

¿Por qué Egipto se entristecería cuando Tiro cayera? Egipto dependía de la experiencia en navegación de Tiro para promover y transportar sus productos por todo el mundo. Egipto perdería un importante socio comercial con la caída de Tiro.

Isaias 23:6 Pasad a Tarsis; gemid, moradores de la costa.

Isaias 23:7 ¿Es ésta vuestra ciudad divertida cuyos días se remontan a la antigüedad, cuyos pies solían llevarla a establecerse en lugares distantes?

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…
  • Felicidad

    La felicidad para algunos es acumular riqueza, obtener un buen empleo, que nuestros deseos se cumplan, ganarnos un nombre y…
  • Amor del corazón

    Hoy en día las aventuras amorosas no son inusuales entre jóvenes adolescentes. No es particularmente sorprendente cuando dichas aventuras amorosas…
  • Publicidad de Apple

    Esta es una publicidad de Apple que me impactó desde el primer momento en el que la leí. Seguro que…