Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 2: Reinado universal de Jehová

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Verdades prácticas La situación del mundo es desesperante, trágica. Los pueblos del mundo están más preocupados por sus problemas políticos y económicos. Todo es utilitario, materialista. No hay tiempo para pensar en asuntos espirituales y si lo hay, son raras excepciones. Aún en aquellos países que se denominan “cristianos”, la fe religiosa está completamente fría. ¿Ha notado algún signo en nuestro tiempo de una búsqueda afanosa de Dios? Los reportes de las grandes campañas que se realizan en todo el mundo, las informaciones de entidades misioneras, etc, nos dan a conocer que sí hay búsqueda de Dios y hay respuesta a la predicación de las buenas nuevas de salvación. Nos preguntamos: ¿Se están cumpliendo las palabras del profeta escritas en el versículo 3? Vendrán muchos pueblos . . . Hay gran despertar religioso en muchos lugares de la tierra, por ejemplo, de Corea y su gran avivamiento religioso. Levantemos nuestros ojos y miremos que los campos ya están listos para la siega (Joh_4:35).

El temible día de Jehová

En esta sección el profeta vuelve, tras su exaltación, a la realidad presente que en pocas palabras se describe en los versículos 6-8:

(1) El pueblo está lleno de costumbres paganas, que en poco o nada lo diferencian de otros pueblos.

(2) Su sabiduría política no va más allá de las alianzas con uno u otro poder extranjero, sin tener en cuenta a Dios ni a sus demandas. La mención de caballos y de carros (versículo 7b) con los cuales se ha llenado su tierra, alude a la fuerte inclinación de su política presente a Egipto.

(3) Y juntamente con todo lo extranjero, la tierra se ha llenado de ídolos (versículo 7b).

Este estado de cosas en Judá, que humanamente podría ser considerado como poderío, agiornamento y hazaña política, el profeta lo considera humillación: Así se ha postrado el hombre… Por tanto, no los perdones.

Es en estas circunstancias que el profeta introduce el anuncio del advenimiento del día de Jehová, que el pueblo anhela ardientemente, aunque equivocadamente. Este día no será la gran victoria final de Israel sobre todos sus enemigos, sino su gran humillación. Porque según Isaías, en este día los ojos altivos del hombre serán humillados,… Sólo Jehová será enaltecido en aquel día (versículos 11 y 17). Y en el versículo 18 el profeta añade una observación muy a propósito: Y los ídolos desaparecerán por completo.

Finalmente, como en la sección anterior, el profeta termina con otra nota parenética, exhortativa, como le es característico: Dejad de confiar en el hombre, cuyo hálito está en su nariz; pues, ¿de qué estima es digno? Sion Significa “lugar árido”, y “fortaleza”. El nombre que tiene diferentes acepciones (topográfica, poética, religiosa y política) en las Sagradas Escrituras.

1. La colina sudeste en que Jerusalén se erigió, la primera que menciona el AT como lugar de la ciudad jebusea en tiempos de David y que daría nombre a la población.

2. También el nombre alude de modo comprensivo a toda la ciudad de Jerusalén.

3. Término que acabó por denominarse al monte del templo.

4. Otras veces se refiere a la ciudad de Jerusalén en sentido literal y político.

5. También se usa Sion en paralelismos como sinónimo de Jerusalén, la capital religiosa del pueblo de Dios. Sion es el nombre de la ciudad Santa y del pueblo de Dios, según las profecías del futuro glorioso.

6. También se identifica en el NT con la Nueva Jerusalén y el reino futuro de Dios.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti