Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 19: Profecía contra Egipto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Isaías 19:1  Profecía contra Egipto[a] Profecía sobre Egipto. «He aquí que Jehová monta sobre una ligera nube y entrará en Egipto. Los ídolos de Egipto temblarán delante de él, y desfallecerá el corazón de los egipcios dentro de ellos.

Profecía sobre Egipto : Entre las naciones vecinas de Israel que Dios juzgará está Egipto, el viejo enemigo del pueblo de Dios. A menudo el Señor advirtió a Israel por depositar su confianza en el brazo de Egipto. La referencia aquí apunta a la ocupación etíope del 711 a.C., permitida por Dios para castigar a Egipto. Esta se extendió 60 años.

A Egipto, nación que esclavizó al pueblo de Dios durante cuatrocientos años, la odiaba el pueblo de Israel. Aun así, Judá estaba considerando la idea de aliarse a Egipto en contra de Asiria. Sin embargo, Isaías le advirtió en contra de esta alianza debido a que Dios destruiría a Asiria en su tiempo.

Isaías 19:2  Levantaré a egipcios contra egipcios y cada uno peleará contra su hermano, cada uno contra su prójimo; ciudad contra ciudad y reino contra reino.

Egipcios contra egipcios : Dios permitió disensiones internas para que los etíopes ascendieran más fácilmente al trono.

Isaías 19:3  El espíritu de Egipto se desvanecerá en medio de él, y destruiré sus planes. Entonces consultarán a sus imágenes, a sus hechiceros, a sus evocadores y a sus adivinos.

Isaías 19:4  Entregaré a Egipto en manos de un amo duro,[b] y un rey violento se enseñoreará de ellos», dice el Señor, Jehová de los ejércitos.

Señor duro : Probablemente se refiere al etíope Sabaka.

Isaías 19:5  Las aguas del mar faltarán, y el río se agotará y se secará.

Y las aguas . . . faltarán : Como Egipto depende del río (Nilo) para su subsistencia, Dios permitió que éste se agotara para traer gran desastre a todas las formas de vida en la región. El Señor domina la naturaleza, de manera que todos los pueblos dependen de él.

Isaías 19:6  Se alejarán los ríos, se agotarán y secarán las zanjas; la caña y el junco serán cortados.

Isaías 19:7  Las praderas junto al río, junto a las riberas del río, y toda sementera del río se secarán, se perderán y no serán más.

Isaías 19:8  Los pescadores también se entristecerán; harán duelo todos los que arrojan el anzuelo al río y desfallecerán los que lanzan la red sobre las aguas.[c]

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Aurore y Aimée

Había una vez una dama que tenía dos hijas. La mayor, que se llamaba Aurore, era bella como el día, y tenía un carácter bastante bueno. La

Artículo Completo

La vendedora de flores

Querida María: A tus hermanas les encanta lo que les contaste en la carta fechada en Londres, día 12 de noviembre del año 1989,ese sobre contenía también

Artículo Completo