Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Inocencia infantil

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Con los años vamos perdiendo la inocencia, que no es otra cosa que la sabiduría que nos regaló Dios.

En cierta ocasión se me solicitó que fuera parte del jurado en un concurso. El propósito del concurso era encontrar al niño mas cariñoso.

El ganador fue un niño de 4 años, vecino de un anciano cuya esposa había fallecido recientemente.

El niño, al ver al anciano llorar en el patio de su casa, se acercó y se sentó en su regazo.

Cuando le pregunté qué le había dicho al vecino, el niño me contestó… “Nada, sólo le ayudé a llorar”.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Las opiniones

Un círculo de intelectuales se había formado alrededor de un maestro. Él no los había buscado, pero el grupo iba a visitarle cada tarde para meditar. El

Artículo Completo

La Torre del Arrepentimiento

En las cercanías de Hoddam Castle, Dumfrieshire (Escocia), había una torre llamada “La Torre del Arrepentimiento”. Se refiere que en cierta ocasión un barón inglés, al caminar

Artículo Completo

El florero de porcelana

El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un monasterio Zen. Cierto día, el Guardián murió, y fue preciso sustituirlo. El Gran Maestro reunió

Artículo Completo

Nuevo día

¡Ayer ya se fue, y nada puedes hacer con relación a lo sucedido! ¡Sigue adelante! ¡No te lamentes sobre la leche derramada! Todas esas frases y dichos venían a

Artículo Completo