Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hijo de Dios o hermano del mono

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Y de mejora en mejora… ¡se producían nuevas especies!

Una teoría hermosamente lógica y sencilla.

Pero en los últimos 100 años la ciencia descubrió el código genético (ADN) cuyas funciones anulan por completo esa teoría.

La función del código genético es perpetuar las características fisiológicas del animal, permitiendo una variación en cuanto al tamaño y color, pero no permite cambios tan grandes que se creen nuevas especies.

Pondré un ejemplo práctico de cómo funciona el código genético.

Es como si un león tuviera un programa de computación (código genético) llamado león, y que hace que un león tome las características que le conocemos en cuanto a tamaño, forma, instintos, etc.

Y es un programa protegido contra borrado y escritura ¿Este programa (código genético) puede sufrir errores tales que permita la creación de nuevas especies? No.

Como un programa de computación que le entra algún virus o que accidentalmente el programador borra un archivo, y eso hace que el programa funcione de manera diferente, el código genético también puede recibir daños.

Se le conocen como mutaciones.

Los científicos intentaron modificar este programa de computadoras de la naturaleza (código genético) para probar que sí se podían generar nuevas especies.

Hicieron un experimento con moscas del vinagre, induciendo mutaciones del código genético con rayos x ¿Resultados? Surgieron moscas en su gran mayoría con características inferiores a las promedio.

Cuando se cruzaron las moscas mutantes, sorpresivamente después de algunas generaciones, surgieron moscas normales.

El genetista Richard Goldsmith se desesperó, porque los cambios originados en las moscas, aún si se juntaran todos, eran tan pequeños que no crearían una nueva especie.

La revista investigación y ciencia informa que los daños al código genético inducen una respuesta de emergencia del código genético, y éste genera automáticamente enzimas que reparan el daño.

Es como si un programa de computadoras le fueran borradas algunas líneas de programa, que harían que no funcionara bien.

Pero como si ese programa automáticamente lo detectara y pusiera las líneas borradas por si mismo, y en unos días ya funcionara como su programador originalmente hizo el programa ¡Fantástico! ¿No? pues aunque los programas de computadoras actualmente no hacen eso, el código genético sí lo hace.

El código genético, al ser una especie de programa de computadoras maravillosamente creado, a prueba de modificaciones y autoreparable, es el principal obstáculo para la teoría de la evolución.

Los científicos ahora dicen que debió haber existido un código genético primitivo que permitía cambios, pero que después evolucionó y ya no los permitió. A la fecha, no han podido comprobarlo.

¡Pero si hay en los museos los descendientes del hombre! ¡Pero si la ciencia dice que descendemos del mono y está científicamente comprobado!¡Pero si existieron los hombres de Java, Neanderthal, Tepexpan y Cro-Magnon!

Te explico. Respecto a que descendemos del mono, se hizo un experimento con «Ko Ko», una gorila hembra, para enseñarle a hablar y demostrar que el hombre pudo haber evolucionado a partir del mono.

El experimento explica que la gorila fue capaz de expresar sentimientos y emociones a través de un sistema de comunicación parecido al que usan los sordomudos.

Pero en el libro ¿Cómo nos comunicamos? de editorial Alhambra, las personas del experimento concluyen que Ko Ko jamás podría hablar con el lenguaje de los humanos, puesto que el aparato de fonación natural de los monos no permite la articulación de palabras tal como los humanos hacemos.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La pregunta más difícil

Tales palabras dieron origen a algunas preguntas. Pedro habló por sus compañeros y preguntó: «Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora?» (v. 37). Dime

Artículo Completo

Refinando la plata

«¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿Quién podrá estar en pie cuando Él se manifieste? Porque El es como fuego purificador, y

Artículo Completo