Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hebreos 8: El acceso a la realidad

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

(v) Y habría una diferencia todavía más fundamental: el Antiguo Pacto dependía de la obediencia a una Ley impuesta desde fuera; pero el Nuevo Pacto estaría escrito en los corazones y en las mentes de las personas, que obedecerían a Dios, no por miedo al castigo, sino por amor. Le obedecerían, no porque la Ley los obligaba a hacerlo, quisieran o no, sino porque tendrían escrito en el corazón el deseo de obedecerle.

(vi) Sería un Pacto que realmente produciría el perdón. Mirad cómo se haría realidad el perdón: Dios había dicho que mostraría Su Gracia en las iniquidades de ellos y que perdonaría sus pecados. Ahora bien, todo era cosa de Dios. La nueva relación está basada exclusivamente en Su amor. Bajo el Antiguo Pacto, uno podía mantener la relación con Dios solamente mediante el cumplimiento de la Ley; es decir, por su propio esfuerzo. Ahora, todo depende, no del esfuerzo humano, tan falible, sino solamente de la Gracia de Dios. El Nuevo Pacto pone a los hombres en relación con un Dios Que, como descubrió Lutero, no es justo y sin embargo Salvador, sino justo y por tanto Salvador. Lo más tremendo del Nuevo Pacto es que hace que la relación del hombre con Dios ya no dependa de la dudosa y vacilante fidelidad humana, sino de la segura e inmutable fidelidad de Dios.

Una cosa falta por decir. En las palabras de Jeremías acerca del Nuevo Pacto no se menciona el sacrificio. Parece que Jeremías consideraba que en la nueva era el sacrificio sería abolido como irrelevante; pero el autor de Hebreos piensa en términos del sistema sacrificial, y muy pronto pasará a hablar de Jesús como el Sacrificio perfecto, Cuya muerte es lo único que hace posible para la humanidad el Nuevo Pacto.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Tiempo para descansar

Dios no transpira. No se cansa o sufre dolores musculares. Nunca necesita tomar una aspirina o usar pomadas mentoladas para los dolores. Entonces, ¿qué hizo

Artículo Completo

Que tengas suficiente…

Felicidad para mantenerte alegre. Experiencias para mantenerte fuerte. Pesares para mantenerte humano. Esperanza para mantenerte feliz Entusiasmo para ver siempre adelante. Fracasos para mantenerte humilde.

Artículo Completo

Cristianismo e Historia

Justo González– Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Lucas 2.1 Desde sus

Artículo Completo