Hebreos 7 : El sumo sacerdote de la orden de Melquisedec

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Ahora vamos a ver en qué se diferencia el sacerdocio de la orden de Melquisedec del aarónico.

(i) Melquisedec no tiene genealogía; no tiene padre ni madre (versículo 3). Advertimos inmediatamente que este es un argumento sacado del silencio de la Escritura, porque no encontramos en ella la genealogía de Melquisedec. Esto resultaba extraño por dos razones.

(a) Es lo contrario de lo que encontramos corrientemente en Génesis, donde abundan las largas listas de los antepasados de los personajes. Pero Melquisedec aparece en escena como si no viniera de ninguna parte.

(b) Todavía más importante: esto es lo contrario de las reglas que regían el sacerdocio aarónico, que dependía totalmente de la ascendencia. Bajo la Ley judía nadie podía llegar al sacerdocio a menos que presentara un pedigrí certificando que se remontaba a Aarón. El carácter y la habilidad no tenían nada que ver; lo único importante era el pedigrí. Cuando los judíos volvieron a Jerusalén del exilio, algunas familias no pudieron presentar sus partidas generacionales, y fueron destituidas del sacerdocio para siempre (Esdras 2:61-63; Nehemías 7: 6365). Por otra parte, si un hombre podía presentar un pedigrí que se remontara a Aarón, excepto por ciertos defectos físicos que establecía la Ley, no había nada en el mundo que le impidiera ser sacerdote. La genealogía era, literalmente, el todo.

Así que la primera diferencia entre los dos sacerdocios era esta: el sacerdocio aarónico dependía de la descendencia generacional; el sacerdocio de Melquisedec dependía exclusivamente de las cualidades personales. El sacerdocio de Melquisedec se basaba en lo que se era, no en lo que se había heredado. Como ha dicho alguien, la diferencia estaba en que uno se basaba en la legalidad, y otro en la personalidad.

(ii) Hebreos 7.-1-3 recoge otras cualidades de Melquisedec. El nombre Melquisedec quiere decir literalmente Rey de Justicia, y la palabra Salem quiere decir Paz; por tanto era también Rey de Paz. Hemos visto que no tenía genealogía, y de nuevo el autor de Hebreos deduce su argumento del silencio de la Escritura. No se nos dice cuándo empezó o terminó su sacerdocio Melquisedec, ni la fecha de su nacimiento ni de su muerte: por tanto, de ahí se deduce que no tuvo principio ni fin, y que su sacerdocio es perpetuo. De aquí deducimos cinco grandes cualidades del sacerdocio de Melquisedec.

(a) Es un sacerdocio de justicia.

(b) Es un sacerdocio de paz.

(c) Es un sacerdocio real, porque Melquisedec era rey.

(d) Es personal y no heredado porque no tiene genealogía.

(e) Es eterno, porque no tiene nacimiento ni muerte, y su sacerdocio no tiene principio ni fin.

(iii) Suponiendo que todo esto sea históricamente cierto, ¿cómo se puede demostrar que el sacerdocio de Melquisedec es superior al aarónico? Hebreos resalta dos puntos de la historia de Melquisedec en Génesis.

Primero, se dice que Abraham le dio a Melquisedec los diezmos de todo. Los sacerdotes cobraban los diezmos; pero hay dos diferencias. Los sacerdotes se los cobraban a sus hermanos del pueblo de Israel, y en cumplimiento de un mandamiento de la Ley. Pero Melquisedec recibió los diezmos de Abraham, con el que no tenía ninguna relación de raza, y que era el patriarca y fundador del pueblo de Israel; y además, recibió los diezmos, no porque la Ley le daba ese derecho, sino por un incuestionable derecho personal. Está claro que todo esto le colocaba muy por encima del sacerdocio ordinario.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Amor fraterno

Un padre dejó como herencia a sus hijos un campo de trigo. Los dos hermanos se dividieron el campo en partes iguales. Uno era rico

Artículo Completo

La fuerza del ejemplo

En 1912 el misionero bautista americano Adoniram Judson, marchó a Birmania. Su vida no fue fácil allí. El gobierno del lugar hizo todo lo que

Artículo Completo