Haz de mi un instrumento de tu paz

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz. Donde haya odio, ponga yo el amor. Donde haya ofensa, ponga yo el perdón. Donde haya discordia, ponga yo la unión.

Donde haya error, ponga yo la verdad. Donde haya duda, ponga yo la fe. Donde haya desesperación, ponga yo la esperanza. Donde haya tinieblas, ponga yo tu luz. Donde haya tristeza, ponga yo tu alegría.

¡Oh, Maestro! Que no busque yo tanto Ser consolado… como consolar; Ser comprendido… como comprender; Ser amado… como amar. Porque Dando… se recibe; Olvidando… se encuentra; Perdonando… se alcanza perdón; Muriendo… se resucita a la vida eterna.

Francisco de Asís

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El cojo y el ciego

En un bosque cerca de la ciudad vivían dos vagabundos. Uno era ciego y otro cojo; durante el día entero en la ciudad competían el

Artículo Completo

El florero de porcelana

El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un monasterio Zen. Cierto día, el Guardián murió, y fue preciso sustituirlo. El Gran

Artículo Completo

El anciano Diácono

Le llamaremos Juan. Está despeinado, descalzo, su camisa agujereada; su pantalón anda por las mismas. Así vistió durante sus cuatro años de estudios universitarios. Es

Artículo Completo

Exodo

Levántate… sal… alza el vuelo. Estas palabras son buenas para aquellos que están atrapados o esclavizados. Sin embargo, algunos se resisten a la orden de

Artículo Completo