Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Gracias a Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Aunque me tapo los oídos con la almohada y gruño de rabia cuando suena el despertador, doy gracias a Dios que puedo oír. Hay muchos que son sordos.

Aunque cierro los ojos cuando, al despertar, el sol se mete en mi habitación, doy gracias a Dios que puedo ver. Hay muchos ciegos.

Aunque me pesa levantarme y pararme de la cama, doy gracias a Dios que tengo fuerzas para hacerlo. Hay muchos postrados que no pueden.

Aunque me enojo mucho cuando no encuentro mis cosas en su lugar porque alguien en mi casa las movió, doy gracias a Dios que tengo familia. Hay muchos solitarios.

Aunque la comida no estuvo buena y el desayuno fue peor, doy gracias a Dios que tengo alimentos. Hay muchos con hambre.

Aunque mi trabajo es monótono y rutinario, doy gracias a Dios que tengo ocupación. Hay muchos desempleados.

Aunque no estoy conforme con la vida, peleo conmigo mismo y tengo muchos motivos para quejarme, doy gracias a Dios por la vida.

Da gracias a tu creador por todo lo que te ha dado. aunque no sea mucho, tienes en realidad más que otros.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los tres mejores deseos

Le preguntaron a un estudiante cuáles eran las tres cosas que más deseaba tener en la vida y contestó: «Salud, amor y éxito en mis estudios». Le

Artículo Completo

Como el jabón

Un cristiano estaba caminando por la calle cuando se encontró con el dueño de una compañía que fabricaba jabones. Mientras hablaban, el fabricante de jabones dijo: -«El

Artículo Completo

El perro y el conejo

Un señor les compró un conejo a sus hijos. Los hijos del vecino del costado, le pidieron una mascota al padre. El hombre compró un cachorro de

Artículo Completo