Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Génesis 32: Jacob se prepara para el encuentro con Esaú

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Gén 32:13 Y durmió allí aquella noche, y tomó de lo que le vino a la mano un presente para su hermano Esaú:

Rápidamente, Jacob seleccionó de sus riquezas lo que le pareció más apropiado como presente para su hermano Esaú , en un intento por conquistar su favor. Otra vez le faltaba fe en las promesas de Dios; una prueba de las implicaciones a largo plazo del engaño perpetrado 20 años atrás.

Gén 32:14 doscientas cabras y veinte machos cabríos, doscientas ovejas y veinte carneros,

Gén 32:15 treinta camellas paridas con sus crías, cuarenta vacas y diez novillos, veinte asnas y diez borricos.

Gén 32:16 Y lo entregó a sus siervos, cada manada de por sí; y dijo a sus siervos: Pasad delante de mí, y poned espacio entre manada y manada.

Pasad el río Jaboc, que fluye hacia el río Jordán desde el este, alrededor de 24 km al norte del Mar Muerto.

Gén 32:17 Y mandó al primero, diciendo: Si Esaú mi hermano te encontrare, y te preguntare, diciendo: ¿De quién eres? ¿y adónde vas? ¿y para quién es esto que llevas delante de ti?

Gén 32:18 entonces dirás: Es un presente de tu siervo Jacob, que envía a mi señor Esaú; y he aquí también él viene tras nosotros.

Gén 32:19 Mandó también al segundo, y al tercero, y a todos los que iban tras aquellas manadas, diciendo: Conforme a esto hablaréis a Esaú, cuando le hallareis.

Gén 32:20 Y diréis también: He aquí tu siervo Jacob viene tras nosotros. Porque dijo: Apaciguaré su ira con el presente que va delante de mí, y después veré su rostro; quizá le seré acepto.

Gén 32:21 Pasó, pues, el presente delante de él; y él durmió aquella noche en el campamento.

Jacob lucha con el ángel en Peniel

Gén 32:22 Y se levantó aquella noche, y tomó sus dos mujeres, y sus dos siervas, y sus once hijos, y pasó el vado de Jaboc.

Gén 32:23 Los tomó, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía.

Gén 32:24 Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.

Gén 32:25 Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.

Gén 32:26 Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices.

Jacob luchó toda la noche para que lo bendijeran. Era persistente. Dios nos anima a ser persistentes en todos los aspectos de nuestra vida, incluyendo el espiritual. ¿En qué aspecto de su vida espiritual necesita mayor persistencia? La firmeza de carácter se desarrolla a medida que uno lucha en medio de condiciones difíciles.

Gén 32:27 Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.

El varón sabía sin dudas el nombre de Jacob. Este debió repetirlo a causa de su significado: «impostor» o «engañador». Jacob tenía que reconocer su debilidad antes de ser transformado.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El linaje del Sacerdote

Y cuando comenzó su ministerio, Jesús mismo tenía unos treinta años, siendo, como se suponía, hijo de José, quien era hijo de Elí, y Elí,

Artículo Completo

Salmo 91: Mi refugio

Salmo 91:9 Porque has puesto al SEÑOR, que es mi refugio, al Altísimo, por tu habitación. Una promesa de protección divina para la salud, Sanidad

Artículo Completo