Génesis 40: José interpreta dos sueños

El primero en relatar su sueño fue el copero. José interpreta el sueño al copero, anunciándole libertad y restauración en su cargo. Y como garantía del cumplimiento, José ruega al copero que interceda por él ante faraón. José afirma dos cosas en cuanto a su condición. Primero, que él fue secuestrado de su tierra. Aquí él aclara que no es un esclavo. La razón de su situación actual se debe a una violación del derecho más básico del hombre: su dignidad humana. El fue robado (vendido) como un objeto comercial. El tiene familia, una identidad étnica y un lugar establecido al que pertenece. Muchos piensan que el término hebreo en ese entonces era usado para identificar a personas de vida marginada o despreciada. Si así fuera, José no se avergüenza de ello, sino afirma su identificación. Segundo, él se declara inocente de la ofensa por la que se le acusa. Pero, la palabra de un hebreo y esclavo no podría nunca tener valor frente a las estructuras imperantes. Nadie oye el clamor del marginado o del oprimido. Por ello José, en vez de reclamar justicia, pide que el copero actúe con misericordia para con él. Sólo un acto de misericordia, de solidaridad básica entre seres humanos, daría posibilidad a la liberación de José.

Olvidado, pero no resentido Después que el copero salió de la cárcel, José debe haber sentido algo de tristeza por haber sido olvidado por aquel a que le debía un gran favor. Sin embargo, José, no jugó el papel de víctima. No envenenó su vida con las lamentaciones y el resentimiento. No se echó para atrás, por el contrario, reorientó su fe hacia Dios y continuó confiando en que a su debido tiempo Dios lo sacaría de esa situación. Es fácil perder el placer de servir cuando pensamos en la posible falta de gratitud o de memoria de muchas personas, pero el motivo debe ser mucho más alto y sublime: ser útiles mientras proclamamos la grandeza de Dios.

El panadero, esperando también una interpretación favorable, relata su sueño. Pero Dios revela que será ahorcado al tercer día. José sin engaños o falsas promesas de esperanzas declara este inminente final trágico. Aquí se nota la consistencia de José en su reconocimiento que Dios es quien está en control de la vida de todos los seres humanos. El mensajero no puede cambiar la realidad.

Ambas interpretaciones que declaran el futuro inmediato, dadas por quien no tiene voz de autoridad en las estructuras sociopolíticas del presente, se cumplen con toda exactitud. Y sería lo mínimo de esperar que el copero retribuyera a José intercediendo por él ante faraón. Pero, las posiciones y cargos políticos son sólo sinónimos de avances personales y de promoción individualista. Es ajeno al sistema el actuar con misericordia y mostrar solidaridad humana. Estas no son herramientas de progreso y recompensa en el sistema. Una vez más, el factor humano falla. El copero se reintegra a las estructuras y olvida a José en la cárcel.

Dios concede a José librar a Egipto del hambre

En esta sección se relata la misericordia de Dios para con José, Egipto y los pueblos cercanos. Resalta asimismo la fidelidad de Dios en guiar todas las circunstancias para el cumplimiento de su propósito de salvación. José es el instrumento de información del plan futuro de Dios y de previsión para la sobrevivencia. La abundancia de Egipto beneficia primeramente a la población egipcia pero también a la población de las regiones de alrededor donde el hambre se había extendido. La prominencia de Egipto en esta crisis y el papel directivo de José son preparativos indispensables para la sobrevivencia de la familia y descendencia de Jacob.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

El respeto al misterio

Los griegos fueron los grandes maestros en describir el comportamiento humano a través de pequeñas historias que acostumbramos a llamar ‘mitos’. Todas las generaciones que

Leer Más >>

El vacío de la vida

Un aviador, durante la Segunda Guerra Mundial, fue alcanzado por un proyectil enemigo y tuvo que lanzarse en paracaídas, pero éste no se abrió. Afortunadamente

Leer Más >>
Preguntale a los Muertos

Pregúntale a los muertos

En un amplio patio de la casa más elevada del poblado, descansaba un hombre anciano cuyo rostro se decía que inspiraba una extraña mezcla entre

Leer Más >>