Génesis 40: José interpreta dos sueños

Gén 40:14 Acuérdate, pues, de mí cuando tengas ese bien, y te ruego que uses conmigo de misericordia, y hagas mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.

Gén 40:15 Porque fui hurtado de la tierra de los hebreos; y tampoco he hecho aquí por qué me pusiesen en la cárcel.

José había sido vendido. Desde su perspectiva, le parecía que de nuevo estaba sufriendo el mismo trato injusto.

Gén 40:16 Viendo el jefe de los panaderos que había interpretado para bien, dijo a José: También yo soñé que veía tres canastillos blancos sobre mi cabeza.

Gén 40:17 En el canastillo más alto había de toda clase de manjares de pastelería para Faraón; y las aves las comían del canastillo de sobre mi cabeza.

Gén 40:18 Entonces respondió José, y dijo: Esta es su interpretación: Los tres canastillos tres días son.

Gén 40:19 Al cabo de tres días quitará Faraón tu cabeza de sobre ti, y te hará colgar en la horca, y las aves comerán tu carne de sobre ti.

Gén 40:20 Al tercer día, que era el día del cumpleaños de Faraón, el rey hizo banquete a todos sus sirvientes; y alzó la cabeza del jefe de los coperos, y la cabeza del jefe de los panaderos, entre sus servidores.

Gén 40:21 E hizo volver a su oficio al jefe de los coperos, y dio éste la copa en mano de Faraón.

Gén 40:22 Mas hizo ahorcar al jefe de los panaderos, como lo había interpretado José.

Gén 40:23 Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le olvidó.

Sino que le olvidó contrasta con la actitud del Dios que recordaba a José.

Cuando el copero de Faraón se vio libre, se olvidó de José. No sería sino hasta dos años después que José tendría otra oportunidad. Pero su fe era profunda, y cuando se presentara la siguiente oportunidad, habría de estar listo . Cuando nos sentimos ignorados, despreciados u olvidados, no debe sorprendernos que la gente sea malagradecida. En situaciones como esta, confíe en Dios como lo hizo José. Quizá ya estén llegando a sus puertas nuevas oportunidades.

Dios concede a José interpretar sueños

La cárcel, instrumento de castigo injusto a José, se vuelve el medio en el cual José ha de surgir definitivamente a un lugar de prominencia en los planes de Dios. Por el lugar de confianza que ocupaba en la cárcel, José tiene acceso y contacto con todos los otros presos. Entre ellos se encuentran también presos el copero y el panadero del faraón. El copero era un cargo de mucha importancia. Era la persona confidente del rey y el responsable de la seguridad de la vida del rey. Uno de los medios de eliminación más usado era el envenenamiento de la bebida o comida del rey. El copero, y en este caso el jefe de los coperos, era el encargado de asegurar que la comida era apropiada. Y generalmente el método que usaban era el de probar primero antes que el rey. Nehemías llega a ocupar dicho cargo ante el rey Artajerjes. El panadero también era una profesión muy importante por ser el pan artículo de primera necesidad. En un atentado contra el faraón, el acuerdo de ambos funcionarios sería más que suficiente para el éxito de la conspiración.

Estos presos estaban pendientes de sentencias que darían destino a sus vidas. Ambos sabían que en el cumpleaños del faraón que se acercaba, se podía determinar las sentencias. Seguramente ello causó preocupación en ellos y Dios permite que ambos tengan un sueño que ellos sabían se relacionaba con sus vidas. Los sueños y su interpretación eran muy importantes en la cultura antigua. Eran considerados un vehículo de orientación presente y anticipación futura. José, atento al ánimo de ellos les nota preocupados y así se entera de sus sueños y la ansiedad al no tener intérprete. José se ofrece, aclarando primero que las interpretaciones son de Dios y no de ningún ser humano. Como los presos sabían de la relación especial de José con Dios, cuentan sus sueños a José.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

El leñador honesto

El leñador honesto

En un verde y silencioso bosque a orillas de un río espumoso y chispeante, vivía un pobre leñador que trabajaba con empeño para mantener a

Leer Más >>