Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Génesis 28 Jacob huye de Esaú

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Gén 28:1  Entonces Isaac llamó a Jacob, y lo bendijo, y le mandó diciendo: No tomes mujer de las hijas de Canaán.

Isaac añadió una nueva bendición a la que Jacob había obtenido mediante engaño. Aparentemente, fue persuadido a ello por Rebeca.

Gén 28:2  Levántate, ve a Padan-aram, a casa de Betuel, padre de tu madre, y toma allí mujer de las hijas de Labán, hermano de tu madre.

Padan – aram : El «campo» o «planicie» de Aram, la patria de los arameos, cuyo lenguaje (el arameo) estaba llamado a convertirse en la lengua dominante en el Medio Oriente.

Gén 28:3  Y el Dios omnipotente te bendiga, y te haga fructificar y te multiplique, hasta llegar a ser multitud de pueblos;

Gén 28:4  y te dé la bendición de Abraham,(A) y a tu descendencia contigo, para que heredes la tierra en que moras, que Dios dio a Abraham.

Gén 28:5  Así envió Isaac a Jacob, el cual fue a Padan-aram, a Labán hijo de Betuel arameo, hermano de Rebeca madre de Jacob y de Esaú.

Arameo : al griego se traduce «Sirio».

Gén 28:6  Y vio Esaú cómo Isaac había bendecido a Jacob, y le había enviado a Padan-aram, para tomar para sí mujer de allí; y que cuando le bendijo, le había mandado diciendo: No tomarás mujer de las hijas de Canaán;

Gén 28:7  y que Jacob había obedecido a su padre y a su madre, y se había ido a Padan-aram.

Gén 28:8  Vio asimismo Esaú que las hijas de Canaán parecían mal a Isaac su padre;

Gén 28:9  y se fue Esaú a Ismael, y tomó para sí por mujer a Mahalat, hija de Ismael hijo de Abraham, hermana de Nebaiot, además de sus otras mujeres.

La conducta de Esaú fue inútil, porque Dios no obraría a través de Ismael .

Ismael era el medio hermano de Isaac. Era el hijo de Abraham y Agar, la sierva de Sara. Después de casarse con dos extranjeras, Esaú esperaba que su matrimonio con muchachas de la familia de Ismael complaciera a sus padres, Isaac y Rebeca.

Dios se aparece a Jacob en Bet-el

Gén 28:10  Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán.

Gén 28:11  Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar.

Gén 28:12  Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella.(B)

Gén 28:13  Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia.(C)

Gén 28:14  Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente.(D)

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La indiferencia

No son los clavos fríos, ni el cruel madero, ni la punzante espina, ni la aguda lanza que el soldado impío hunde en la carne con profunda

Artículo Completo