Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Génesis 49: Profecía de Jacob acerca de sus hijos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Gén 49:22 Rama fructífera es José, Rama fructífera junto a una fuente, Cuyos vástagos se extienden sobre el muro.

Realmente José fue fructífero, con algunos descendientes heroicos. Entre ellos están Josué (el que llevaría a los israelitas a la tierra prometida; Débora y Gedeón, jueces de Israel; y Samuel, un gran profeta,

Gén 49:23 Le causaron amargura, Le asaetearon, Y le aborrecieron los arqueros;

Gén 49:24 Mas su arco se mantuvo poderoso, Y los brazos de sus manos se fortalecieron Por las manos del Fuerte de Jacob (Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel),

Estos títulos para Jehová son raros en el AT.

Estos versículos son un canto a las veces en que Dios corrió al rescate de José cuando sus enemigos lo atacaron. A menudo luchamos y nos fatigamos sin pensar que Dios puede ayudarnos a pelear nuestras batallas, ya sea contra hombres armados o contra fuerzas espirituales. José se asía más de Dios conforme aumentaba la adversidad. Confiar en que Dios nos puede rescatar es señal de gran fe. ¿Puede confiar en El cuando la injuria y la persecución van dirigidas hacia usted? Tales batallas espirituales requieren un trabajo de equipo entre gente valiente y fiel y un Dios poderoso.

Gén 49:25 Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá Con bendiciones de los cielos de arriba, Con bendiciones del abismo que está abajo, Con bendiciones de los pechos y del vientre.

Gén 49:26 Las bendiciones de tu padre Fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores; Hasta el término de los collados eternos Serán sobre la cabeza de José, Y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos.

José recibió la más larga bendición. Se le presenta como una rama fructífera, odiada, fuerte, y como un líder entre sus hermanos. Sus descendientes dirigieron las tribus del norte, pero también fueron idólatras y participaron en alianzas impías. Algunos se asentaron al este del Jordán; Gedeón fue uno de ellos.

Las bendiciones son muy similares a la bendición que Moisés pronunció sobre José. Dios Omnipotente

Gén 49:27 Benjamín es lobo arrebatador; A la mañana comerá la presa, Y a la tarde repartirá los despojos. Muerte y sepelio de Jacob

La bendición de Benjamín tiene un carácter positivo; sería la inspirada tribu que Moisés llamó «el amado de Jehová». Estuvieron algo intranquilos bajo el reinado de David, pero se unieron al reino meridional cuando Israel se dividió. El rey Saúl y el apóstol Pablo eran benjamitas.

Gén 49:28 Todos éstos fueron las doce tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos; a cada uno por su bendición los bendijo.

Esta no es solamente una profecía, sino también una bendición; es también una maldición para algunos de los hijos de Jacob. Este habló con autoridad, desde la perspectiva de la fe; por lo tanto, sus palabras estuvieron llenas de vigor, y tendrían un efecto significativo sobre las futuras generaciones. Jacob reservó sus mejores bendiciones para Judá y José; sus descendientes se convirtieron en las tribus dominantes de Israel; Judá en el sur, y Efraín y Manasés en el norte. Típica de una antigua bendición semita en los umbrales de la muerte, hay implicaciones colectivas en algunas de estas afirmaciones, como si Jacob estuviese algunas veces hablando no solamente de sus hijos como individuos, sino también de sus descendientes.

Jacob bendijo a cada uno de sus hijos, luego dio una predicción acerca de su futuro. La forma en la que habían vivido en el pasado jugó una parte muy importante en la forma en la que Jacob bendijo y profetizó. Nuestro pasado también afecta nuestro presente y futuro. Cuando el sol salga mañana, nuestras acciones de hoy serán ya parte de nuestro pasado. Sin embargo, ya empezaron a forjar el futuro. ¿Qué acciones puede hoy llevar a cabo o evitar para forjar positivamente su futuro?

Gén 49:29 Les mandó luego, y les dijo: Yo voy a ser reunido con mi pueblo. Sepultadme con mis padres en la cueva que está en el campo de Efrón el heteo,

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El Judaísmo de la dispersión

Justo González- Como hemos señalado anteriormente, durante los siglos que precedieron al advenimiento de Jesús hubo un número cada vez mayor de judíos que vivían fuera

Artículo Completo