Génesis 49: Profecía de Jacob acerca de sus hijos

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Gén 49:12 Sus ojos, rojos del vino, Y sus dientes blancos de la leche.

Judá era el siguiente por orden de nacimiento, así que Jacob le concedió la bendición del primogénito. Gobernaría sobre Israel y sobre todas las naciones. Las predicciones de Jacob se cumplieron porque Siloh (el Mesías) vendría de la tribu de Judá.

Utilizando un lenguaje altamente simbólico, Jacob profetiza la era del Mesías como paradisíaca. Habrá abundancia de comida, vitalidad y salud. La gente se llenará de vino y leche.

¿Por qué Judá, el culpable de que vendieran a José como esclavo y el que trató de defraudar a su nuera, fue tan grandemente bendecido? Dios había elegido a Judá para que de sus descendientes surgiera el linaje real de Israel (este es el significado de «no será quitado el cetro de Judá»). Esto pudo haber sucedido debido al gran cambio que ocurrió en el carácter de Judá. Del linaje de Judá saldría además el prometido Mesías, Jesucristo.

Gén 49:13 Zabulón en puertos de mar habitará; Será para puerto de naves, Y su límite hasta Sidón.

Zabulón iba a detentar una posición mediocre junto al mar; sus descendientes servirían de instrumento para derrotar a Sísara

Gén 49:14 Isacar, asno fuerte Que se recuesta entre los apriscos;

Gén 49:15 Y vio que el descanso era bueno, y que la tierra era deleitosa; Y bajó su hombro para llevar, Y sirvió en tributo.

Isacar iba a ser bastante dócil, aceptando una vida feliz y tranquila en Canaán. Sus descendientes carecieron de visión política, concertando alianzas unas veces con Saúl y otras con David

Gén 49:16 Dan juzgará a su pueblo, Como una de las tribus de Israel.

Gén 49:17 Será Dan serpiente junto al camino, Víbora junto a la senda, Que muerde los talones del caballo, Y hace caer hacia atrás al jinete.

Gén 49:18 Tu salvación esperé, oh Jehová.

Dan era una pequeña tribu, pero una pequeña serpiente junto al camino puede destruir a un guerrero poderoso. Desafortunadamente, Dan no estuvo a la altura de la bendición que le auguró se convertiría en un valiente  y parece haber tenido pocas relaciones con las otras tribus en los años siguientes. Sansón fue un danita.

En la mitad de su profecía sobre Dan, Jacob exclamó: «Tu salvación esperé, oh Jehová». Estaba recalcando que Dan llegaría a ser un gran líder, pero sólo si ponía su confianza en Dios, no en su fuerza natural ni en sus capacidades. A los que son fuertes, atractivos o talentosos suele serles más fácil confiar en sí mismos que en Dios, el que les dio esos dones. No olvide agradecer a Dios lo que usted es y lo que tiene para que su confianza no se extravíe.

Gén 49:19 Gad, ejército lo acometerá; Mas él acometerá al fin.

Ejército . . . acometerá es un juego de palabras en lengua hebrea con el nombre de Gad . Esta tribu se asentó más tarde al este del Jordán, donde tuvo que enfrentar los ataques de amonitas, moabitas y amalecitas.

Gén 49:20 El pan de Aser será substancioso, Y él dará deleites al rey.

La tribu de Aser heredó un área escogida sobre la costa al norte del monte Carmelo. Estaba cerca de las ciudades de los mercaderes fenicios y se hizo rica, aunque no expulsó a los fenicios

Gén 49:21 Neftalí, cierva suelta, Que pronunciará dichos hermosos.

Neftalí era también una tribu próspera, localizada en una fértil área montañosa al norte. Nunca sacaron de allí a los cananeos, pero recibieron tributo de ellos.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Parábola de los ciegos

Erase una vez en la India, que unos pobres ciegos iban por una carretera polvorienta, guiados por un amable caballero de edad madura, que todavía

Artículo Completo