Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Flexibilidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El discípulo fue a visitar al maestro en el lecho de muerte.

— «Déjame en herencia un poco de tu sabiduría», le pidió.

El sabio abrió la boca y pidió al joven que se la mirara por dentro

— “¿Tengo lengua?”

— «Seguro», respondió el discípulo.

— «¿Y los dientes, tengo aún dientes?»

— «No», replicó el discípulo. «No veo los dientes.»

— «¿Y sabes por qué la lengua dura más que los dientes? Porque es flexible. Los dientes, en cambio, se caen antes porque son duros e inflexibles. Así que acabas de aprender lo único que vale la pena aprender.»

Bruno Ferrero

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Papá, quiero ser como tu

Mi hijo nació hace pocos días, llegó a este mundo de una manera normal.  Pero yo tenía que viajar, tenía tantos compromisos… Mi hijo aprendió a comer

Artículo Completo

El cofre de vidrios rotos

Érase una vez un anciano que había perdido a su esposa y vivía solo. Había trabajado duramente como sastre toda su vida, pero los infortunios lo habían

Artículo Completo

Metas que enriquecen

El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las siguientes preguntas: ¿Está nuestra vida completa? Si

Artículo Completo

No aceptando el Perdón

Hace algunos años apareció el siguiente artículo en un periódico de California del Sur: Un joven hombre que vivió en los estados del Oeste nunca hizo nada

Artículo Completo