Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Fe y paraguas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes debido a que subsistían con el fruto del trabajo del campo. A pesar de que la mayoría de sus habitantes eran creyentes, ante la situación límite, marcharon a ver a su pastor y le dijeron:

– Si Dios es tan poderoso, pidámosle que envíe la lluvia necesaria para revertir esta angustiante situación.

– Está bien, le pediremos al Señor, pero deberá haber una condición indispensable.

– ¡Díganos cuál es!, respondieron todos.

– Hay que pedírselo con fe, con mucha fe, contestó el pastor.

– ¡Así lo haremos, y también vendremos a la iglesia todos los días!

Los campesinos comenzaron a ir a los servicios todos los días, pero las semanas transcurrían y la esperada lluvia no se hacía presente.

Un día, fueron todos a enfrentarlo al pastor y reclamarle:

– Usted nos dijo que si le pedíamos con fe a Dios que enviara las lluvias, Él iba a acceder a nuestras peticiones. Pero ya van varias semanas y no obtenemos respuesta alguna…

– Hijos mios, ¿han ustedes pedido con fe verdadera?

– ¡Sí, por supuesto!, respondieron al unísono.

– Entonces, si dicen haber pedido con fe verdadera… ¿por qué durante todos estos días ni uno solo de ustedes ha traído el paraguas?

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Flores en el rosal

Juan debía salir de viaje por un largo tiempo, así que le encargó a José que cuidase el rosal de su jardín. Le advirtió que tan solo

Artículo Completo

Inspiración

En la pequeña escuelita rural había una vieja estufa de carbón muy anticuada. Un chiquito tenía asignada la tarea de llegar al colegio temprano todos los días

Artículo Completo

Salmo 72: Un reino justo

Salmo 72:1  Salmo a Salomón. Oh Dios, da tus juicios al rey, y tu justicia al hijo del rey. Para Salomón –título del salmo–: Mientras se dice

Artículo Completo