Ezequiel 44: Deberes de levitas y sacerdotes

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Ezequiel 44:20  ‹No se afeitarán la cabeza, ni se dejarán crecer el cabello; sólo se recortarán el pelo de su cabeza.

Estas leyes se dieron en un principio al pueblo de Dios en el desierto. Aparecen en los libros de Exodo y Levítico. Revelan la importancia de acercarse a Dios con respeto, y dan principios a los sacerdotes para que vivan por encima de todo reproche, a fin de cumplir con su responsabilidad de enseñar al pueblo «a hacer diferencia entre lo santo y lo profano»

Ezequiel 44:21  ‹Ningún sacerdote beberá vino cuando entre al atrio interior.

Ezequiel 44:22  ‹No tomará por mujer ni a viuda ni a divorciada, sino que tomará a una virgen del linaje de la casa de Israel, o a una viuda que sea viuda de sacerdote.

Ezequiel 44:23  ‹Enseñarán a mi pueblo a discernir entre lo sagrado y lo profano, y harán que ellos sepan distinguir entre lo inmundo y lo limpio.

Ezequiel 44:24  ‹En un pleito actuarán como jueces; lo decidirán conforme a mis ordenanzas. También guardarán mis leyes y mis estatutos en todas mis fiestas señaladas, y santificarán mis días de reposo.

Ezequiel 44:25  ‹No se acercarán a persona muerta para no contaminarse; pero por el padre, la madre, el hijo, la hija, el hermano, la hermana que no tenga marido, sí podrán contaminarse.

Ezequiel 44:26  ‹Después de haberse purificado, se le contarán siete días.

Ezequiel 44:27  ‹Y el día que entre en el santuario, en el atrio interior, para ministrar en el santuario, ofrecerá su ofrenda por el pecado›–declara el Señor Dios.

Ezequiel 44:28  ‹Y con respecto a la heredad para ellos, yo soy su heredad; no les daréis posesión en Israel: yo soy su posesión.

Ezequiel 44:29  ‹Comerán la ofrenda de cereal, la ofrenda por el pecado y la ofrenda por la culpa; toda cosa consagrada en Israel será de ellos.

Ezequiel 44:30  ‹Y las primicias de todos los primeros frutos de todo, y de toda clase de ofrenda de vuestras ofrendas, serán para los sacerdotes; también daréis al sacerdote las primicias de vuestras masas para que haga reposar una bendición sobre vuestra casa.

Ezequiel 44:31  ‹Los sacerdotes no comerán el cuerpo muerto o despedazado de ninguna ave ni de ningún animal.

Las nuevas leyes del Culto

Una vez descrito el templo y su altar, Ezequiel aborda la cuestión del culto en la nueva casa de Dios. Sólo los sacerdotes propiamente tales podrán acercarse al altar de Yahvé; los levitas quedarán reducidos a un puesto secundario en el servicio del templo. Y los extranjeros no deben entrar en el recinto sagrado.

El uso de la puerta oriental

El profeta es transportado a la puerta oriental, que estaba cerrada y nadie podía entrar por ella, pues estaba santificada por haber penetrado por ella Yahvé. Al decir que estaba cerrada, insinúa el profeta que Yahvé no volverá a abandonar el templo, como lo había hecho antes. Sólo el príncipe tendrá acceso a la puerta oriental desde el interior del recinto sagrado. No podrá salir por ella, pues debe permanecer cerrada indefinidamente. El príncipe podrá comer en dicha puerta la parte de las víctimas ofrecidas al Señor, especialmente en los sacrificios pacíficos.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Piedras grandes

Cierto día un motivador experto estaba dando una conferencia a un grupo de estudiantes y para dejar en claro un punto utilizó un ejemplo que

Artículo Completo