Ezequiel 30: Fortaleceré los brazos del rey de Babilonia

Ezequiel 30:22  Por tanto, así dice el Señor Dios: «He aquí, estoy en contra de Faraón, rey de Egipto; quebraré sus brazos, tanto el fuerte como el fracturado, y haré que la espada caiga de su mano.

Ezequiel 30:23  «Dispersaré a los egipcios entre las naciones y los esparciré por las tierras.

Ezequiel 30:24  «Fortaleceré los brazos del rey de Babilonia y pondré mi espada en su mano; y quebraré los brazos de Faraón, que delante de él gemirá con gemidos de un mal herido.

Ezequiel 30:25  «Fortaleceré, pues, los brazos del rey de Babilonia, pero los brazos de Faraón caerán. Entonces sabrán que yo soy el Señor, cuando ponga mi espada en la mano del rey de Babilonia y él la esgrima contra la tierra de Egipto.

Ezequiel 30:26  «Cuando yo disperse a los egipcios entre las naciones y los esparza por las tierras, entonces sabrán que yo soy el Señor.»

Cuarto oráculo contra Egipto, fechado el 29 de abril de 587 a.C., tres meses antes de la caída de Jerusalén. Dios quebró el brazo de Faraón Ofra con la victoria de Nabucodonosor un año antes; por su lado, Faraón no había ofrecido ayuda a Judá. Ahora quebrará ambos brazos de Faraón.

Esta profecía la recibió Ezequiel en 587 a.C. Dios destruyó la superioridad militar de Egipto y se la dio a Babilonia. Dios permite que se levanten naciones en poder para cumplir un propósito especial, por lo general más allá de nuestro entendimiento inmediato. Cuando escuche acerca de ejércitos y guerras, no se desespere. Recuerde que Dios es soberano y está a cargo de todo, aun del poder militar. Además de orar por sus militares y líderes gubernamentales, ore para que se lleve a cabo el propósito supremo de Dios y se haga su voluntad «como en el cielo, así también en la tierra»

    Páginas: 1 2 3

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario