Ezequiel 23: Una alegoría sobre dos hermanas

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Ezequiel 23:41 luego te sentaste en un suntuoso diván ante el cual estaba preparada una mesa en la que habías puesto mi incienso y mi aceite.

Ezequiel 23:42 Y el ruido de una multitud despreocupada se oía allí, multitud de hombres, bebedores traídos del desierto. Y pusieron brazaletes en las manos de las mujeres y hermosas coronas sobre sus cabezas.

Ezequiel 23:43 Entonces dije acerca de aquella que estaba consumida por sus adulterios: «¿Cometerán ahora fornicaciones con ella, estando ella así? «

Ezequiel 23:44 Y se llegaron a ella como quien se llega a una ramera. Así se llegaron a Aholá y a Aholibá, mujeres depravadas.

Ezequiel 23:45 Pero los hombres justos los juzgarán en el juicio de las adúlteras y en el juicio de las mujeres que derraman sangre, por ser ellas adúlteras y haber sangre en sus manos.

Ezequiel 23:46 Porque así dice el Señor DIOS: «Tráigase una multitud contra ellas, y sean entregadas al terror y al pillaje.

Ezequiel 23:47 «Y la multitud las apedreará y las cortará con sus espadas; matará a sus hijos y a sus hijas y prenderán fuego a sus casas.

Ezequiel 23:48 «Y haré cesar la lascivia de la tierra, y todas las mujeres serán advertidas y no cometerán lascivia como vosotras.

Ezequiel 23:49 «Y recaerá vuestra lascivia sobre vosotras, y cargaréis el castigo de haber adorado a vuestros ídolos; así sabréis que yo soy el Señor Dios.»

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El regalo de lo posible

Aquel 24 de diciembre, las calles de Boston estaban repletas de turistas y residentes con abrigos de lana y ropa de franela. Compradores, vendedores y

Artículo Completo

El científico y la Muerte

Había una vez un científico que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir el original de la reproducción.

Artículo Completo

Haciendo las paces

Tenía apenas 14 años cuando conocí a Juan Carlos. Él no era mucho mayor y, al igual que yo, pasaba por la difícil etapa de

Artículo Completo